Los ganadores y perdedores de los 23 años del TLCAN

Los ganadores y perdedores de los 23 años del TLCAN

Por Valente Villamil | 17-9-17

JPEG - 13.3 kb

Los productores de granos en México no han podido hacer frente a los sistemas con los que en Estados Unidos trabaja, coincidieron expertos. También se pierde en producción de cerdo y pollo.

A cinco días de iniciar la tercera ronda de renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el ambiente sigue empañado por la posibilidad de que Estados Unidos deje la mesa.

Ante este escenario, El Financiero realizó un análisis sobre los productos que han resultado ganadores con el tratado y para los que el TLCAN no ha sido ‘miel sobre hojuelas’.

Los productores de granos en México no han podido hacer frente a los sistemas con los que en Estados Unidos produce maíz, sorgo y soya, coincidieron expertos. “Salimos perjudicados, porque nos metieron a competir con un país altamente subsidiado, con un país que tiene más oportunidades y aquí la política pública, a raíz del TLC, ha venido quitando estímulos”, dijo Rubén Vázquez, líder del Frente Nacional de Productores de Granos Básicos.

La diferencia de sistemas de producción hace muy difícil que los agricultores mexicanos de granos compitan con sus pares estadounidenses, especialmente en maíz amarillo.

TAMBIÉN SE PIERDE EN CERDO Y POLLO

Dentro del sector agropecuario, los productores de cerdo también han pasado malos ratos, pues las importaciones de Estados Unidos, sobre todo de pierna, quitan mercado a los mexicanos, agregó Vázquez.

De 1999 a 2016, las importaciones de carne y despojos de cerdo se elevaron mil 225 por ciento.

En el caso de los productores de pollo, las compras de Estados Unidos crecieron 748 por ciento en valor en el mismo lapso.

Por otro lado, aunque la industria del calzado en México ha logrado consolidarse como un sector pujante, la realidad es que no ha podido despegar en exportaciones a Estados Unidos.

De los dos mil 500 millones de pares de zapatos que importa el vecino del norte, sólo 18 millones es de México, menos del uno por ciento, estimó Luis Gerardo González, presidente de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato.

La poca penetración que se ha tenido en el comercio exterior se debe, según especialistas, a que en realidad este sector es más maquilador que innovador.

LOS GANADORES

Del lado ganador está la bebida nacional: el tequila, de acuerdo con Javier Martínez, presidente de la Asociación Empresarial de Mexicanos en Estados Unidos. “El consumo de tequila (en Estados Unidos) pasó de 4.7 millones de cajas (en 1994) a 15 millones (en 2015), más de 3 veces en este periodo”, destacó.

El aumento del consumo de tequila en Estados Unidos se reflejó en México al pasar de 41 a 164 fábricas de tequila en ese mismo periodo, agregó el empresario.

Entre las industrias más beneficiadas están la automotriz y la aeroespacial, que se han logrado consolidar en las cadenas globales de valor, señaló de la Cruz.

En el equipo de los ‘ganadores’ se encuentran las manufacturas eléctricas y electrónicas, así como otro tipo de máquinas, que son los productos más exportados de México.

El año pasado 35 por ciento de las exportaciones del país fueron electrónicos y máquinas, con 134 mil millones dólares, seguidas del 26 por ciento de la industria automotriz, con 98 mil millones de dólares, según datos del Banco de México.

El común denominador es que estos sectores sí se integraron a las cadenas regionales de valor, promoviendo la fabricación conjunta de bienes y las exportaciones mexicanas.

source: El Financiero