Costa Rica: Diputados aprobaron TLC con Corea en segundo debate

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español]

JPEG - 54.4 KB

Por Marvin Barquero | 6-3-19

Costa Rica: Diputados aprobaron TLC con Corea en segundo debate

Acuerdo liberaliza el acceso a Corea del 80% de los productos ticos

Los diputados aprobaron en segundo debate, la noche de este 5 de marzo, el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Corea del sur y los países centroamericanos, con lo cual quedan con acceso sin aranceles el 80% de los productos costarricenses a aquel mercado asiático.

A partir de la aprobación legislativa, las partes intercambian los documentos y, con ello, queda vigente el pacto comercial.

Un comunicado del Ministerio de Comercio Exterior (Comex), donde se anuncia la aprobación, explica que el 80% de los productos costarricenses podrán ingresar al mercado coreano libres de aranceles al momento de entrada en vigor del tratado.

El 16% verá reducirse sus aranceles de forma gradual, hasta llegar a quedar libres del pago de arancel y solamente un 4% de los productos mantendrán los aranceles vigentes (excluidos del proceso de desgravación arancelaria).

Entre el 16% de bienes cuyos aranceles se eliminarán en diferentes plazos están productos de interés para Costa Rica, como banano, carnes de cerdo y de res congeladas, yuca fresca, piña y jugos de frutas. Estos productores deberán esperar para tener acceso sin aranceles, pero entrarán en proceso de eliminación de impuestos de entrada.

Por otra parte, café, azúcar, bebidas no alcohólicas, dispositivos médicos, medicamentos, manufacturas de plástico, hierro y de vidrio, artículos y aparatos de prótesis, entre otros, tendrán libre comercio inmediato, detalló el Comex en el comunicado.

Ese ministerio explicó también que habrá un beneficio ara el consumidor costarricense, pues del 98% de los bienes industriales coreanos que serán beneficiados con la eliminación arancelaria, 77% obtendrán libre comercio inmediato al momento de la entrada en vigor del tratado.

Como ejemplo, se pueden mencionar las partes de vehículos, medicamentos, cosméticos y ciertos productos electrónicos, eléctricos y textiles. El 21% restante verá sus aranceles reducirse a plazo.

El TLC agrega que en sector de servicios, se incluya un marco normativo que promueve y mejora el acceso para las exportaciones costarricenses de ese tipo al mercado coreano.

La negociación de este TLC se planteó y se inició en el gobierno de Laura Chinchilla (2010-2014), como parte de la estrategia del país de abrir mercados en el sudeste de Asia. Parte eso fueron también los TLC ya vigentes con China y Singapur.

La negociación con Corea se culminó el 16 de noviembre del 2016. Costa Rica resaltó en aquel momento que se logró la exclusión del pacto de algunas partidas industriales sensibles para los productores ticos, una decisión que los coreanos no habían aceptado en ninguna de las negociaciones.

Entre esas partidas que Costa Rica logró excluir están algunas del sector de metalurgia o metalmecánica, de plástico, madera, neumáticos o llantas y el sector lácteo en general.

A cambio, Corea planteó inicialmente la exclusión de bienes agropecuarios, pero al final se logró incluirlos con programas de desgravación de los impuestos a plazos.

Las cámaras Nacional de Productos y Exportadores de Piña (Canapep) y Nacional de Porcicultores, lamentaron al cierre de la negociación que no lograra un acceso inmediato sin pagar impuestos de entrada.

El Comex destacó que se trata de un moderno TLC, el cual incluye aspectos de gran relevancia como medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos al comercio, comercio electrónico, procedimientos aduaneros y facilitación del comercio.

Agregó que se firma un pacto con un país cuya población supera los 50 millones de personas, que registra un producto interno bruto (PIB) superior a $1,6 billones (millones de millones) y un poder de compra promedio de $32.000 por habitante por año.

Esto es de particular relevancia, agregó, por tratarse de una nación que es importadora neto de alimentos y productos agrícolas. Además, es un país reconocido a nivel mundial por su liderazgo global en la innovación y en la capacidad de incorporar tecnologías digitales de punta en sus productos y procesos de manufactura.

Fuente: La Nación