bilaterals.org logo
bilaterals.org logo
   

Demandamos que la Unión Europea y los gobiernos de Perú y Colombia no desintegren la CAN

Demandamos que la Unión Europea y los gobiernos de Perú y Colombia no desintegren la CAN

12-2-2009

Los movimientos sociales y organizaciones de la región andina y de América Latina expresamos nuestra profunda preocupación ante la decisión de la Unión Europea y los gobiernos de Colombia y Perú de negociar bilateralmente un Tratado de Libre Comercio, profundizando con esta decisión la crisis de la Comunidad Andina de Naciones.

Doble discurso de la Comisión Europea

Es necesario recordar que cuando se iniciaron las negociaciones, la Unión Europea proclamó que para ella era de la mayor importancia el fomento de la “integración regional” andina. En diciembre de 2006 la Comisaria Europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, declaró “que el objetivo del acuerdo (entre la UE y la CAN), así como el espíritu de la negociación que lo precederá, es y debe ser el que ambas partes se beneficien de él. La Asociación no tiene ni sentido ni futuro cuando se construye a costa de una de las partes”. Sin embargo, en enero de 2009 el Consejo de Ministros de la UE autorizó la negociación bilateral en el pilar comercial con los gobiernos de Perú y Colombia. Con esta decisión la UE reconoció que no existen las condiciones para promover un Acuerdo de Asociación entre bloques y le dio prioridad a sus intereses comerciales.

En julio de 2008 se suspendieron las negociaciones de un Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y la Comunidad Andina de Naciones debido a: (I) la decisión de los gobiernos de Bolivia y Ecuador de no negociar un Tratado de Libre Comercio; (II) la petición de los gobiernos de Perú y Colombia de negociarlo ágil y bilateralmente; y (III) la negativa de la UE a replantear las condiciones que ha estado defendiendo en las negociaciones.
En 2009 Colombia, Perú y la Unión Europea, en una muestra evidente de incoherencia política con los planteamientos expresados al comienzo de este proceso, se proponen firmar un Tratado de Libre Comercio mediante rondas de negociación. La primera ronda se lleva a cabo en Bogotá, del 9 al 13 de febrero. Estas negociaciones se realizan en un contexto marcado por la crisis financiera y la recesión económica que ha generado el modelo neoliberal vigente.

Así, la UE espera superar el fracaso en otras negociaciones comerciales y promover la “desregulación” y la búsqueda de competitividad establecida en la estrategia “Europa Global: Competir en el mundo”.

Esta situación condujo a una crisis en la CAN, que se expresa además en la adopción de medidas arancelarias diversas por parte de cada uno de los países, alejándose cada vez más la adopción de un arancel externo común.

La integración regional y de los pueblos corre graves riesgos

La propuesta de los gobiernos de Lima y Bogotá de avanzar por la vía de una negociación bilateral, avalada por la UE, representa una decisión nefasta para los intereses de nuestros pueblos, niega los esfuerzos de una integración regional alternativa y constituye un grave precedente antidemocrático a tomar en cuenta.

Desde la suscripción de los TLC con Estados Unidos, estos gobiernos han procurado supeditar la integración regional a los acuerdos desiguales con las potencias. Han adoptado una posición a favor de la globalización neoliberal y sus Tratados de Libre Comercio.

En el caso de las negociaciones con la UE, reiteradamente expresaron su preferencia de cambiar la negociación bloque a bloque por una bilateral. Consideramos lamentable que el contexto actual de múltiples crisis que afectan a la región, donde la solidaridad regional es más importante que nunca, el equipo negociador de Ecuador presenta una posición ambigua, mientras Colombia y Perú se subordinen a la política de la Unión Europea, arrasando con la CAN y poniendo en riesgo el esfuerzo de Bolivia de salir de la pobreza y de garantizar los derechos humanos de las mayorías.

Los gobiernos de Perú y Colombia son sindicados de graves violaciones a los derechos humanos: los asesinatos de sindicalistas en Colombia y la generalización de medidas represivas en contra del movimiento indígena y reivindicaciones populares en Perú pretende ser ignorado por la Unión Europea, a pesar del reconocimiento que ha hecho incluso el gobierno de los Estados Unidos en el caso de Colombia.

América Latina enfrenta los efectos de las graves crisis globales financiera, económica, alimentaria, energética y ambiental, producto de las políticas mercadocéntricas promovidas desde Washington o Bruselas. En consecuencia se hace necesario demandar la transformación del modelo económico global debido a que éste ha generado la incapacidad de los países para promover políticas de desarrollo, ha profundizado la pobreza de los pueblos, las graves violaciones de derechos humanos, la concentración de la riqueza y de la tierra, las violencias contra las mujeres, el saqueo de los territorios de los pueblos indígenas y de las comunidades afrodescendientes, la militarización de la sociedad y la criminalización de la protesta social. La posición de Bruselas, Lima y Bogotá no hace sino continuar por el mismo camino que ya conocemos y que empobrece a los pueblos. La Comisión Europea terminará su mandato en junio de 2009. Es la oportunidad para un cambio de enfoque, por eso exigimos que la UE renuncie a las políticas actuales.

Ante esta disparidad de posiciones y ante la inflexibilidad de la UE, es claro que un TLC sólo puede debilitar la capacidad de los países de promover políticas de desarrollo y los obliga a fomentar el modelo extractivista de recursos naturales, afianzar una división del trabajo en la cual se priva a los andinos de la posibilidad de un desarrollo autónomo y renunciar a la soberanía alimentaria. Es necesario exigir que se suspendan las negociaciones, se preserve la integridad de la CAN y se renuncie a seguir suscribiendo acuerdos comerciales dentro del esquema del libre comercio.

Rechazamos

- El doble discurso de la Comisión Europea, en tanto declara el apoyo a la integración regional, pero cuyas decisiones ha contribuido al debilitamiento y crisis de la Comunidad Andina de Naciones.

- La imposición de un modelo de libre comercio que reproduce formas de dominación que afecta la soberanía de los pueblos, la democratización de la sociedad y la vigencia de los derechos humanos.

- Las políticas de los Gobiernos de Perú y Colombia, quienes niegan a los ciudadanos y ciudadanas la posibilidad de un desarrollo autónomo, equitativo y respetuoso de los derechos, en favor del beneficio del capital transnacional y las élites locales.

Proponemos

- Poner fin a las negociaciones actuales de acuerdos comerciales entre la UE y países latinoamericanos bajo el mandato de la estrategia comercial y de inversión de la UE “Europa Global: Competir en el mundo” o de la Organización Mundial del Comercio.

- Comprometerse a replantear por completo la política comercial, para asegurar que de prioridad a la justicia social, a la sostenibilidad ambiental y a los derechos humanos y laborales de todos los hombres y mujeres habitantes de los países de la CAN y la UE.

- Hacer transparentes los procedimientos de política comercial, favoreciendo la rendición de cuentas y un escrutinio democrático por parte de parlamentarios y de la sociedad civil.

- Que se hagan todos los esfuerzos por mantener la Comunidad Andina de Naciones y los procesos de integración en Latinoamérica y el Caribe.

- Que los gobiernos de Perú y Colombia respeten los acuerdos alcanzados en el seno de la CAN e inmediatamente vuelvan al diálogo para la reconstrucción de la CAN.

Por último:

Llamamos a todas las organizaciones sociales, políticas y populares, de trabajadores y trabajadoras, de migrantes, las comunidades indígenas y campesinas, el movimiento de mujeres, de jóvenes, LGTB y sindicales de América Latina, el Caribe y Europa, a pronunciarse y movilizarse contra la negociación de Tratados de Libre Comercio con la Unión Europea.

Febrero 10 de 2009

Alianza Social Continental, Asociación Campesina Colombiana, Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, Asociación de Usuarios Campesinos de Cundinamarca, Asociación Nacional por la Salvación Agropecuaria, Campaña Comercio con Justicia: mis derechos no se negocian, Central Unitaria de Trabajadores, Central General de Trabajadores del Perú, Comunidades Andinas Afectadas por la Minería, Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas, Confederación General del Trabajo, Consejo Regional Indígena del Cauca, Corporación Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, Ecuador Decide, Federación Colombiana de Educadores, Gran Coalición Democrática, Organización Colombiana de Estudiantes, Organización nacional Indígena de Colombia, Plataforma Colombiana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo, Red Colombiana de Acción frente al Libre Comercio, Red de Educación Popular entre Mujeres Colombia, Red Internacional de Género y Comercio, Punto Focal Colombia, Red de Mujeres Transformando la Economía, Grito de los Excluidos, Sinti Techan, Red Mexicana de Acción frente al Libre Comercio, Ecologistas en Acción, Red Brasilera de Integración de los Pueblos.


 source: Minga Informativa de Movimientos Sociales