print 

All the versions of this article: [English] [Español] [français]

going further ▪ aller plus loin ▪ ir más lejos

photos ▪ fotos
- Fighting FTAs Banner of Dreams photo gallery
- Mujeres de Blanco (The Women in White) action, July 2007

websites ▪ sites web ▪ sitios web
- Feminist International Radio Exchange (FIRE)
- Radio Internacional Feminista
- International Gender and Trade Network

Mujeres contra el CAFTA: declaración de "Mujeres del NO"

Mujeres del NO
Octubre de 2007

JPEG
La manta de los sueños, una inspiración para la lucha contra el CAFTA

“Mujeres contra el TLC” fue el nombre que nos dimos durante la valiente etapa de lucha que la historia recordará como la Campaña del NO al TLC. Somos las gestoras de la Manta de Nuestros Sueños, en la cual miles de personas han plasmado su rechazo al TLC y a la imposición de políticas neoliberales aventureras, que entregan servicios y bienes que nos pertenecen a toda la población, a grupos de negocios privados, para que lucren a su antojo con necesidades básicas de las personas. Políticas que afectan con mayor fuerza a las mujeres, principales encargadas de las tareas de la reproducción y cuido de la vida sobre la tierra. Políticas que ponen en peligro nuestro Estado Social de Derecho que aún sin ser perfecto, nos ha permitido sobrevivir en mejores condiciones que nuestras hermanas centroamericanas.

“Mujeres del NO” fue el nombre de nuestro programa diario en Radio Actual, que nos permitió ser parte de las fuerzas que luchan contra la dictadura mediática desatada en el planeta en las últimas décadas, cuyo fin es silenciar millones de voces diversas que se oponen a la imposición de políticas neoliberales, que convierten en negocio privado lo que antes fue bien común. En este programa le hemos dado voz a decenas de mujeres de diversos ámbitos porque estamos convencidas de que todas las voces tienen verdades y razones que divulgar y porque quisimos visibilizar la resistencia de las mujeres contra el TLC y su modelo de desarrollo.

JPEG
(Foto: Mujeres contra el TLC)

Conscientes de la histórica marginación que por siglos se ha hecho de nuestra participación en todos los movimientos emancipadores, organizamos la Jornada “La Fuerza del NO” el 29 de setiembre, levantando carpas para, entre otras, facilitarle a las participantes la oportunidad de interponer cualquier denuncia sobre las irregularidades y abusos de poder que se estaban dando en el proceso hacia el referéndum, denuncias que hoy están siendo analizadas y ampliadas mediante un estudio jurídico para su presentación en la vía nacional e internacional.

También se levantaron las carpas de capacitación electoral para fiscales, la de difusión radial; de intercambio con mujeres de Centroamérica y México que ya viven en carne propia los embates del TLC y, por supuesto, la carpa para seguir plasmando nuestro rechazo al TLC en la Manta de Nuestros Sueños. Y al final del día, un gran concierto para celebrar la creatividad política de un NO que va más allá del repudio al TLC porque brota del deseo de cuidar, alimentar y proteger la vida en este Planeta.

Nuestro trabajo comunicacional en la región contribuyó a crear conciencia internacional entre una gran cantidad de organizaciones e instituciones sobre lo que el diario La Jornada de México, llama con preocupación en un editorial reciente, “La vulneración de la Democracia en Costa Rica”, en alusión a las irregularidades que se expresaron en el proceso. También con nuestro esfuerzo conectamos esta lucha local con organizaciones y movimientos internacionales que luchan por la paz, la igualdad y la justicia, logrando que cinco Mujeres Premios Nóbel de la Paz hicieran una proclama denunciando entre otras, su decepción ante un proceso electoral que pudo haber sido un ejemplo a seguir por el mundo, pero que al contrario, se convirtió en un ejemplo más del abuso de poder de altos funcionarios públicos.

Nuestras acciones contra las políticas implícitas en el TLC no son de ahora. En el 2000 fuimos parte de “Mujeres contra el Combo” y en el 2002, muchas de nosotras participamos en la organización del IX Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe que, con el tema “Resistencia frente a la Globalización Neoliberal”, reunió en nuestro país a más de 800 feministas de la región, que se pronunciaron contra esas políticas por su impacto no sólo en la vida de las mujeres, sino en el planeta mismo.

JPEG
(Foto: Mujeres contra el TLC)

Hoy, después de la culminación de ese proceso de abuso y violación de tantos de nuestros derechos humanos, queremos manifestar que nos mantenemos alertas y a la expectativa del resultado del conteo manual de votos exigido por amplios sectores sociales, ante anomalías que vieron en su trabajo fiscales, guías y votantes; y que van desde intentos arbitrarios de anulación de votos, señales de compra de los mismos, hasta la impugnación legal de un ciudadano sobre la inconstitucionalidad de la propia ley de referéndum unas semanas antes de la realización del mismo.

Nos oponemos rotundamente a las Leyes de Implementación que por insistencia del propio gobierno, no formaron parte del Referéndum. Consideramos que aún antes de discutir éstas y otras leyes que nos quieren imponer a golpe de tambor, tenemos que ponernos de acuerdo sobre el modelo de sociedad que queremos para Costa Rica. Como feministas lucharemos porque ese modelo no descanse en el trabajo no reconocido o mal pagado de las mujeres más pobres, sin olvidar que esta forma de explotación está enmarcada en un contexto de discriminación y subordinación de todas las mujeres.

Seguimos preocupadas por las actitudes triunfalistas de un gobierno que habiendo sido electo por un pequeño margen hace dos años y que ahora pareciera que ha ganado un referéndum por un 3% más o menos, asume que tiene un mandato inequívoco para echar adelante un TLC que ha sido rechazado por al menos la mitad de la población que votó. Una mitad que no se dejó amedrentar por las bien documentadas amenazas de la Administración Bush y las políticas del Memorando del Vicepresidente Casas y el Diputado Sánchez. Una mitad que con convicción, pasión y creatividad, se opuso al TLC porque estudió y analizó las consecuencias que su implementación tendrá en los servicios de salud, educación, telefonía, electricidad, agua, etc. además de la explotación desmedida de la riqueza humana, marina y terrestre del país.

Las feministas siempre nos hemos opuesto a que la explotación y discriminación que sufrimos todas las mujeres, se amplíe hacia sectores menos poderosos de hombres o hacia nuestra Madre Tierra. Por eso vamos a insistir en que la negociación de las leyes de implementación no corresponde a la Asamblea Legislativa solamente, sino a todas las fuerzas vivas del país.

No aceptamos un referendo alterado por actuaciones parciales, ilegales y abusivas que están bien documentadas. Así como por milenios hemos resistido el derecho que se arrogaron los hombres a controlar nuestros cuerpos y nuestra voluntad a través de las relaciones desiguales de poder entre los géneros, hoy nos resistimos a aceptar que quienes detentan el poder económico y político tienen, por esa sola razón, el derecho de violar la voluntad de las grandes mayorías que no queremos lo que implica este tratado.

Porque las mujeres reconocemos la desigualdad y la hemos combatido durante milenios, no nos quedaremos calladas ante la evidencia de que las reglas emitidas por el TSE no garantizaron que en el referendo hubiese igualdad. En las transmisiones de radio y televisión no se aseguró la igualdad con la excusa de que la ley no decía nada al respecto. No se adoptaron normas legales para asegurar que todos los participantes tuvieran un acceso mínimo a los medios ni se regularon los gastos de ambas tendencias para garantizar la igualdad de oportunidades.

Como mujeres también sabemos cuando se nos coacciona la libertad porque llevamos milenios tratando de recuperarla. Por eso insistiremos en que no se garantizó la libre formación de la voluntad de cada elector/a ya que el TSE permitió que hasta el presidente hiciera campaña a favor del Sí. No se puede hablar de elecciones libres bajo amenazas: de los empresarios de dejar sin trabajo a miles de costarricenses; del presidente de un suicidio colectivo y del embajador de los Estados Unidos y hasta de la Casa Blanca de que nunca más Costa Rica tendría posibilidades de comerciar con los Estados Unidos.

Como mujeres conocemos la frustración que se siente ante la impunidad de quienes violan nuestros cuerpos y por eso no vamos a quedarnos calladas ante el hecho de que no hubo sanciones efectivas y oportunas del TSE en los casos de violación de la veda de propaganda, como ocurrió en los dos días anteriores a la consulta. En consecuencia, insistiremos en que el proceso mismo de referendo fue un proceso viciado, y estos vicios atacan el propio corazón de la voluntad de cada persona que emitió su voto. Como feministas siempre le hemos dicho NO a la violación y por eso le decimos no a esta violación de nuestra voluntad como pueblo que dice NO al TLC.

De ahora en adelante, “Mujeres contra el TLC” asume el nombre de “Mujeres del NO”.

  • Un NO a las leyes de implementación y al abuso del poder, ya sea en nuestras casas o en el país.
  • NO a la violencia pública y privada, ya sea ejercida por el Presidente de la República o por el padre de la familia.
  • NO a aquello que ciegamente se llama desarrollo;
  • NO a un modelo de sociedad centrado en la producción de cosas a costas de la reproducción de la vida;
  • NO a un sistema basado en la codicia y la competencia como valores supremos;
  • NO a la discriminación contra las mujeres;
  • NO a la invisibilización de nuestra resistencia milenaria.

Anunciamos a la ciudadanía que la Manta de Nuestros Sueños continuará recorriendo Costa Rica y el mundo para que mujeres y hombres denuncien la imposición de este modelo neoliberal, pero también para que plasmen sus demandas como lo han hecho ya miles de costarricenses. La Manta seguirá ofreciendo su espacio para que todas y todos podamos soñar con un mundo en el cual todo el arco iris humano tenga espacio para exigir en condiciones dignas, sin la esclavitud de la producción y el consumo desmedido de bienes inertes e innecesarios, un planeta lleno de poesía, belleza y alegría.

— San José, 18 de octubre 2007


Fuente: Radio Internacional Feminista - RIF/FIRE