bilaterals.org logo
bilaterals.org logo
   

Centroamérica: Negociaciones con la unión europea podrían terminar como TLC

Centroamérica: Negociaciones con la unión europea podrían terminar como TLC

CIECA, 19-10-07

El Centro de Investigación Económica para el Caribe-CIECA- advirtió hoy sobre la posibilidad de que las negociaciones del Acuerdo de Asociación Económica (AAE) con la Unión Europea terminen en un acuerdo de libre comercio similar al firmado con Estados Unidos; ya, a pocos días de culminar las negociaciones, no parecen identificarse grandes diferencias entre el AAE y los TLC’S convencionales.

Según el CIECA, las informaciones disponibles indican que en el Acuerdo no se reconocerían las asimetrías existentes entre las economías de los países firmantes, ni habría un enfoque de desarrollo como lo acordado en Cotonú.

El CIECA considera, además, que el Gobierno debe poner todo su empeño para que la posición del país sea consistente con el interés nacional y el desarrollo de la región. Si se cumple el calendario acordado al inicio de las negociaciones en el año 2002, el acuerdo debería estar negociado a más tardar el 31 de diciembre de 2007.

El Acuerdo de Asociación Económica AAE, actualmente en negociación entre el CARIFORO (los países de la CARICOM más República Dominicana) y la Unión Europea, constituye la sustitución de las preferencias comerciales unilaterales que la Unión Europea le ofrecía al grupo de países ACP, del cu al e l país es miembro, a través del Acuerdo de Cotonú por un régimen de reciprocidad comercial en el cual el país también tendría que liberalizar sus comercio con la Comunidad; sin embargo, aunque el nuevo acuerdo debe ser compatible con las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), se había propuesto (al menos en la retórica) como un acuerdo más allá del libre comercio, a través de una llamada "dimensión del desarrollo."

Las negociaciones del AAE con Unión Europea, además, han sido más complejas debido a que se desarrollan en el marco multilateral de los países que conforman el CARIFORO (CARICOM y República Dominicana), a través de la Maquinaria de Negociaciones Comerciales, organismo regional que asesora las negociaciones; y que por tanto, supone un nivel más en el proceso, en tanto primero es preciso negociar a nivel de CARIFORO y luego con la UE.

"Clarificar las posiciones del Gobierno Dominicano, así como impulsar una agenda de desarrollo es sumamente importante porque se trata de negociaciones entre economías muy desiguales como lo son Unión Europea, la República Dominicana y las pequeñas Economías del Caribe" afirmó Francisco Checo, Presidente de la Institución.

La entrada en vigencia del DR-CAFTA, a su vez, ha colocado al país en un nivel de apertura superior al de los demás países miembros de CARIFORO. Por lo que debe procurar que esta situación no represente obstáculos para que los beneficios y costos del Acuerdo se distribuyan de manera justa y equitativa entre los países de la región involucrados en las negociaciones.

A su vez, el CIECA considera que el proceso de negociación y ejecución del Acuerdo con la Unión Europea, no necesariamente implica la promoción y consolidación de la integración regional, dado que constituye sólo un incentivo extraregional, que puede incluso perjudicar extralimitando y presionando los procesos autónomos de integración. Por lo tanto, el CIECA considera imprescindible que la región del Caribe impulse mecanismos políticos y económicos que promuevan su proceso de integración autónomo, a través, no sólo del intercambio comercial, sino de la cooperación en distintas áreas sociales, económicas, culturales y políticas, para lograr la erradicación de la pobreza y el desarrollo sostenible.

A tales fines, la institución recomienda lo siguiente:

a. Prestar particular atención a las diferencias entre los niveles de desarrollo entre los países de CARIFORO y los de la Unión Europea a fin de incluir en el Acuerdo las cláusulas necesarias sobre tratamiento especial y diferenciado (T&D), tales como exclusiones a la liberalización para sectores sensibles, largos períodos de transición para la implementación de compromisos relativos a la liberalización de tarifas, ayuda para el comercio así como asistencia técnica para la reestructuración sectorial para incrementar la competitividad y medidas de salvaguarda para mitigar el impacto del acuerdo.

b. No establecer como punto de partida el DR-CAFTA para las negociaciones con la Unión Europea, dado que se trata de dos acuerdos diferentes con economías diferentes y con contextos políticos diferentes.

c. Apoyar a los demás países miembros del CARIFORO a fin de que la lista acceso a mercados, servicios e inversiones sea la que más convenga a los intereses productivos y fiscales de cada uno de los miembros.

d. Velar para que, conforme a lo acordado en la Segunda Reunión Ministerial de los países de África, Caribe y el Pacífico (ACP) y la UE celebrada en octubre de 2005, todos los principios y objetivos del Acuerdo de Cotonú se conviertan en objetivos específicos destinados a promover el crecimiento y el desarrollo sostenidos, incremento de la producción y capacidad de oferta de los países ACP, fomentando su transformación estructural y diversificación, y soporte para la integración regional.

e. Iniciar un proceso de difusión e información que permita a la sociedad civil y el público en general conocer el alcance de este acuerdo y las implicaciones para el desarrollo de la República Dominicana.

El CIECA considera irrenunciable la demanda de provisión de fondos en el Acuerdo para el desarrollo destinados a facilitar a la República Dominicana y los demás miembros de CARIFORO la creación de capacidad técnica y administrativa para asumir los compromisos del mismo y para lograr una inserción de la región a la economía mundial más saludable y beneficiosa, acorde con los objetivos del Acuerdo de Cotonou.

- Centro de investigación Económica Para el Caribe -CIECA


 source: Campaña Continental contra el ALCA