bilaterals.org logo
bilaterals.org logo
   

Ecuador: Libre comercio y el toronjil

El reclamo de la Vicepresidencia (que también protesta por habérsela excluido de una reunión de los ministros de Salud y de Comercio que redactó, entre el 28 de febrero y el 2 de marzo anteriores, las ponencias de negociación del TLC) coincide con las advertencias que la doctora María Fernanda Espinosa, asesora de la Unión Mundial para la Naturaleza (Uion), hizo en un artículo suyo publicado en mayo del año pasado (“Iconos-19”, Flacso, Quito, 2004) acerca de que dicho convenio internacional “favorecerá la apropiación ilícita foránea de la biodiversidad, de los conocimientos ancestrales aborígenes y de la herencia genética de las comunidades nativas del Ecuador”.

El TLC exige al Ecuador un reconocimiento a la propiedad intelectual extranjera, una aceptación de un registro de patentes advenedizo y un desconocimiento de los derechos del país de origen en provecho de los intereses mercantilistas del país proveedor de insumos de exportación, afirma la doctora Espinosa.
Dilucidando la diferencia entre “país de origen” y “país proveedor”, el ejemplo de la farmacopea internacional es pertinente, ya que mientras las yerbas curativas son de origen ecuatoriano, su manufactura farmacéutica está a cargo de empresas de otro país, el cual por su condición de abastecedor se aventaja de patentes, marcas registradas, propiedad industrial y de todas las ganancias de exportación a mercados de remedios de terceros países.
A propósito de la inicua distribución del cuantioso lucro producido por el herbolario autóctono, el prólogo del libro “Macrobiótica Andina”, escrito por la profesora Rosa Araque Romero, dice: “La Unesco, en su informe de los pueblos indígenas, nos da la noticia que de casi el 75 por ciento de los productos medicinales que existen en el mundo, sus principios activos han sido tomados de la sabiduría trascendental de estos pueblos, todavía llamados ‘primitivos’, cuando su nombre es ‘primigenio’, primeros en existir”. (Tupac Producciones Didácticas Cía. Ltda., Gráficas Modelo, Quito, 1996).
Ante los pocos resultados de la negociación en Washington de la Octava Ronda, dedicada a temas agrícolas, previa a la firma del Tratado de Libre Comercio entre los países andinos y su contraparte estadounidense, la discusión sobre agendas sensibles de propiedad intelectual, patentes, marcas, derechos de autor, protección a la biodiversidad, prerrogativas de países de la oriundez de productos exportables, así como la paternidad de conocimientos de los pueblos antiguos será materia de la Novena Ronda, fijada para el 18 de abril próximo.
Empero, el lema negociador ecuatoriano para esa Novena Ronda tendrá que ser: “La salud y la vida no son negociables, ya que el nuevo orden globalizado internacional debe conciliar la economía con la biología”, según sostiene la Vicepresidencia de la República y según reclama la soberanía del Ecuador sobre sus propios recursos humanos y naturales.

E-mail: [email protected]


 source: El Comercio