México: Los TLC y su impacto en la industria

México: Los TLC y su impacto en la industria

Por Ysmael López García, 20-7-14

La política de apertura comercial que ha intensificado México desde los años 80 nos ha convertido en uno de los países del mundo con una mayor cantidad de acuerdos comerciales. Actualmente tenemos tratados comerciales con 46 países, donde se integrará el Acuerdo Transpacífico y el de Turquía que acaba de anunciar el Gobierno Federal.

Esta política comercial ha generado un déficit de -495,013 millones de dólares en el periodo del año 1993 al 2013, con lo que observamos que importamos más de lo que exportamos, ya que desafortunadamente ha faltado una política clara y con recursos para impulsar la internacionalización de las empresas mexicanas.

Recordemos que el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (TLCAN) se firmó como una oportunidad para aprovechar las ventajas comparativas de los tres países convirtiéndose en el proyecto más importante para el desarrollo de México, sin embargo, la carencia de una complementación adecuada con políticas públicas y una estrategia industrial no nos ha permitido aprovechar plenamente las ventajas negociadas.

Cabe destacar que hay sectores que se han beneficiado con los tratados comerciales, sin embargo uno de los más afectados ha sido el manufacturero, lo que ha obligado a industrias como la del calzado a estar de manera permanente participando en el “cuarto de Junto” en cada negociación que consideramos que puede haber riesgos para nuestro sector productivo, por lo que de no llevar a cabo esta tarea, podríamos sufrir afectaciones importantes en el sostenimiento y desarrollo de nuestras empresas. Con esto quiero nuevamente señalar, como ya lo he dicho de manera reiterada, que la industria del calzado mexicano no se opone a la competencia mundial, sólo buscamos que ésta se de en igualdad de circunstancias.

Por lo anterior, ante el anuncio del Gobierno Federal del inicio de negociaciones con Turquía para firmar un acuerdo comercial, nos veremos obligados a canalizar recursos económicos y humanos para participar puntualmente en estas negociaciones; ya que Turquía es un país productor de calzado principalmente de piel, por lo que al no establecerse las condiciones adecuadas en las negociaciones, nuestro sector podría verse seriamente afectado.

La Secretaría de Economía ha comunicado que del 14 al 16 de julio concluyó la primera ronda de negociaciones entre México y Turquía en la cual ambos gobiernos intercambiaron información comercial sobre la política comercial instrumentada por ambos por ambos países y sus TlC´s en vigor o en proceso de negociación; también informó que comenzará a consultar a los diversos sectores productivos para conocer su postura.

Por tal motivo, varios sectores industriales han manifestado con preocupación esta política aperturista, ya que los números indican que con algunos países que hemos abierto nuestro mercado o se ha llevado a cabo una desgravación arancelaria no hemos tenido beneficios importantes. Un claro ejemplo es lo que sucede con naciones como China y Vietnam, ya que al bajarse los aranceles se han visto beneficiadas, tan sólo con los chinos se ha dado un déficit comercial de más de 52 mil millones de dólares; por lo que es claro que las compañías extranjeras se favorecen más que las mexicanas afectando con ello el desarrollo de nuestro país.
Por lo anterior amigas y amigos, los resultados económicos están mostrando que una estrategia cimentada en la apertura comercial no es suficiente, ante la falta de una política industrial que impulse el crecimiento y la internacionalización de las empresas mexicanas.

Hoy México requiere de una estrategia basada en el fomento al desarrollo industrial y en la generación de productos y servicios de alto valor agregado. Es estratégico firmar acuerdos con países que realmente generen oportunidades para el nuestro, donde el intercambio comercial sea equilibrado, es decir que todos ganen en base a la competitividad y no a prácticas desleales de comercio.

Es así que es fundamental incrementar la producción realizada en México, no podemos permitir que se dé la desindustrialización como en los Estados Unidos y en Chile, que ahora con muchos problemas buscan reinstalar las fábricas en sus naciones. Un país con industria es un país con crecimiento y sobre todo con el empleo que los mexicanos que hoy en día demandan.

* Presidente de CICEG

keywords:
source: Periódico AM