Unasur blinda a la región contra crisis internacional

All the versions of this article: [English] [Español]

Unasur blinda a la región contra crisis internacional

12-08-2011

Buenos Aires, 12 ago (PL) La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) resolvió hoy aquí poner en marcha un Plan de Acción de seis puntos para proteger a la región de la crisis internacional que sacude a Europa y Estados Unidos.

Las medidas fueron adoptadas por el Consejo Sudamericano de Economía y Finanzas en su primera reunión, encabezada por la secretaria general de la Unasur, María Emma Mejía, y el ministro argentino del ramo, Amado Boudou.

Los seis puntos incluidos en el plan fueron la decisión de trabajar para viabilizar medidas de cooperación técnica en lo atinente al manejo y movilización de las reservas internacionales.

En ese sentido recomienda impulsar la posibilidad de expansión del Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) y de su adaptación al nuevo contexto, para potenciarlo como instrumento de toda la región.

El uso de monedas del área para cursar las transacciones comerciales intra-regionales que incentiven los procesos de integración fue también incluido junto a una invitación a analizar el Sistema Unitario de Compensación Regional de Pagos (SUCRE) u otros mecanismos de compensación.

El Consejo se pronunció asimismo por asumir el compromiso de fortalecer a la Corporación Andina de Fomento (CAF), cuyo objetivo principal -subrayó -es el de promover la integración, el desarrollo y la inclusión social.

Del mismo modo, estimular el comercio intra-regional, mutuamente beneficioso y que considere las asimetrías existentes entre los países para poder confluir hacia la complementación socio-productiva.

Durante la sesión del Consejo de Economía y Finanzas de la Unasur fue dado a conocer un petitorio suscrito por un centenar de organizaciones sociales que reclaman "una integración regional que sirva a los derechos de la población".

El texto exhorta además a ese órgano a proteger el patrimonio y la riqueza generada en la región de la acción depredadora, especulativa y saqueadora protagonizada desde el centro del sistema económico-político mundial.

Pide además que mantenga "una lógica de funcionamiento distinta a la del Banco Mundial, el BID y otros organismos internacionales que han sido funcionales al desarrollo de la actual crisis alimentaria, ecológica, energética y económica" que asola al planeta.