TPP

El Acuerdo Trans Pacífico (TPP por sus siglas en inglés) es un acuerdo comercial y de inversión que fue firmado el 7 de marzo de 2018, después de diez años de negociaciones entre 11 países de la cuenca del Pacífico.

El TPP se inició como un acuerdo entre cuatro países del Pacífico: Brunei Darussalam, Chile, Nueva Zelandia y Singapur. El P4 (Pacífico 4), como fue conocido entonces, fue firmado el 3 de junio de 2005 y entró en vigor el 1 de enero de 2006 como el Acuerdo Estratégico Trans Pacífico de Asociación Económica.

En septiembre de 2008, el Representante Comercial de los Estados Unidos anunció que los Estados Unidos buscarían ingresar al acuerdo P4. Para Washington, el P4 ofrecía una plataforma favorable a la agenda neoliberal, para expandir en Asia los intereses económicos y estratégicos de los Estados Unidos. Unos pocos meses más tarde, los gobiernos de Australia, Perú y Vietnam anunciaron su intención de unirse también. Malasia, México y Canadá se unieron a las negociaciones en el año 2010, mientras que Japón se unió en el año 2013. Los Estados Unidos rápidamente asumieron el total liderazgo del proceso de negociación.

A lo largo de los años, sindicatos, organizaciones sociales, activistas por una Internet libre, pueblos indígenas, ambientalistas, profesionales de la salud y diversas autoridades electas criticaron y protestaron en contra del tratado, porque fue diseñado para aumentar y concentrar el poder corporativo a expensas de los derechos de las personas.

Por ejemplo, concediéndole enormes poderes a las corporaciones e inversionistas, el TPP ayudará a deteriorar aún más las condiciones y los salarios de los trabajadores, que ya se han deteriorado producto de otros acuerdos comerciales y de inversión.

Entre otras cláusulas polémicas, los partícipes del TPP acordaron mejorar la cooperación en ciertas actividades relacionadas con la biotecnología agrícola. El tratado exige a los estados miembros ratificar la convención UPOV de 1991, una especie de patente para las semillas. Esto también servirá para ampliar el mercado de los organismos genéticamente modificados y los híbridos privatizados, y amenaza a las semillas y conocimientos tradicionales.

El capítulo del TPP sobre coherencia regulatoria obliga a los gobiernos signatarios a trabajar con las “personas interesadas” cuando intenten fortalecer las políticas públicas. Esto significa que las compañías provenientes de los países del TPP, tendrán derecho a entregar propuestas a los responsables de las políticas en otros países miembros. Los gobiernos también tendrán que llevar a cabo evaluaciones del impacto regulatorio y justificar la “necesidad de una regulación”, así como explorar “alternativas posibles” antes de proceder.

Finalmente, el agresivo capítulo sobre inversiones del TPP incrementa las atribuciones de las compañías transnacionales para impugnar las políticas públicas relacionadas con la salud, el ambiente (el tratado no menciona una sola vez el cambio climático) o el trabajo. Incluye el polémico mecanismo del arbitraje de disputas inversionistas-estado (ISDS) que permite a las corporaciones demandar a un estado si una nueva regulación afecta sus ganancias esperadas o a su potencial de inversión. Se debe destacar que el tratado no reemplaza, para Canadá, México y los Estados Unidos, el acuerdo NAFTA existente, dejando abierta la posibilidad para los inversionistas demandantes de optar por los derechos más ventajosos entre los dos tratados.

El TPP fue firmado en Nueva Zelanda el 4 de febrero de 2016 pero el 23 de enero de 2017, el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva mediante la cual Estados Unidos se retiraba formalmente del pacto de comercio. El 21 de mayo de 2017, en el margen del Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC) en Vietnam, los miembros que permanecían, acordaron concluir las conversaciones respecto de un arreglo alternativo del pacto, sin Estados Unidos, hacia noviembre.

El 8 de marzo de 2018 los restantes 11 países firmaron el recién nombrado Acuerdo Integral y Progresivo para la Asociación Transpacífico (CPTPP por sus siglas en inglés).

México ratificó el tratado el 28 de junio de 2018, seguido por Japón el 6 de julio, Singapur el 19 de julio, Nueva Zelanda el 25 de octubre, Canadá el 29 de octubre de 2018, Australia el 31 de octubre y Viet Nam el 15 de noviembre de 2018. El Tratado entró en vigor el 30 de diciembre de 2018 entre los miembros que lo han ratificado.

última actualización: julio de 2019


Leer más

Leer menos


    Enlaces

  • AFTINET TPP site
    Web page on the Trans-Pacific Partnership Agreement maintained by the Australian Fair Trade and Investment Network
  • Expose the TPP
    The TPP would expand and lock in corporate power. At the heart of the TPP are new rights allowing thousands of multinational corporations to sue the U.S. government before a panel of three corporate lawyers who can award unlimited sums to be paid by America’s taxpayers. Only six of its 30 chapters actually cover “trade.”
  • Help free the TPP!
    The Trans-Pacific Partnership agreement—which some have come to refer to as "NAFTA on steroids"—could ultimately affect the lives of billions of people worldwide. Neither the public, the press, nor even the US Congress knows the full extent of what’s in the text being negotiated—but corporate lobbyists know what it contains. Help us raise a reward for WikiLeaks should it publish the negotiating text of the TPP!
  • It’s our future
    Website on the implications of the Trans-Pacific Partnership agreement for New Zealand
  • Mexico Mejor Sin TPP
    Convergencia de Organizaciones Sociales y Ciudadanxs contra el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP por sus siglas en inglés)
  • Moana Nui 2011
    Pua Mohala I Ka Po in collaboration with the International Forum on Globalization presents an international conference on Pacific transitions: "Moana Nui: Pacific peoples, lands and economies", November 9-11, 2011 Honolulu, Hawaii
  • Occupy TPPA
    The Trans-Pacific Partnership Agreement (TPPA) is a mega-treaty across nine or more countries. If the negotiations succeed they will put a straightjacket on the policies and laws our government can adopt for the next century. Corporations will gain massive new powers in Australia. Help us stop the TPPA!
  • Rock against the TPP
    Join us for a nationwide uprising and concert tour to stop the biggest corporate power grab in history: the Trans-Pacific Partnership.
  • Stop TPP Action
    Japanese alliance website