Centroamérica y UE reanudan negociaciones para acuerdo de libre comercio

Centroamérica y UE reanudan negociaciones para acuerdo de libre comercio

24 de Febrero de 2008

BRUSELAS, 24 Feb 2008 (AFP) - La Unión Europea (UE) y América Central abren el lunes en Bruselas su segunda ronda de negociaciones con vistas a un Acuerdo de Asociación, que incluye un Tratado de Libre Comercio (TLC), aunque los centroamericanos pretenden pedir salvaguardas para proteger sus productos.

La ronda se prolongará hasta hasta el viernes y retomará las discusiones iniciadas en Costa Rica en octubre pasado, cuando los europeos reconocieron que un acuerdo entre las dos regiones debería suponer una ampliación de los beneficios comerciales que América Central ya posee en el mercado comunitario.

"Esto es como un tren, que al arrancar va lento y después va tomando velocidad. Ahora ya comenzamos a intercambiar textos y cada uno comienza a saber lo que pretende el otro", explicó el viernes en Bruselas una fuente comunitaria al referirse a la marcha de las negociaciones.

Si la Comisión Europea mantiene el "optimismo" y piensa que se podría llegar a un acuerdo general antes de 2009, también afirma que prefiere tomarse más tiempo si es necesario para lograr un buen compromiso, ya que "siempre puede haber sorpresas" en las expectativas de una y otra parte.

Los países centroamericanos no sólo quieren mejorar las condiciones del actual Sistema Generalizado de Preferencias (SGP plus), que les permite exportar productos a la UE con arancel cero, sino también proteger sus mercados de una "invasión" europea que podría destruir áreas de su sector productivo.

Durante una reunión preparatoria a mediado de febrero en San José de Costa Rica, los negociadores de América Central acordaron pedir una "salvaguardia especial" a la UE, siguiendo un modelo existente en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Esta salvaguarda posibilita elevar los aranceles de un producto cuando un país se considere perjudicado por el ingreso masivo de una mercancía similar procedente de otra región.

Si en el caso previsto por la OMC el país en cuestión debe demostrar antes los perjuicios, la intención de los centroamericanos es que se permita aumentar los aranceles y, posteriormente, exponer los perjuicios.

Sin entrar en detalles, una fuente comunitaria advirtió el viernes que los negociadores europeos "no van a estar muy entusiasmados con esa idea".

Los europeos tienen tres planteos: la creación de una Unión Aduanera entre los países centroamericanos, la conclusión de un tratado de libre circulación de servicios e inversiones y la creación de un órgano para la solución de controversias a escala regional.

La UE pretende además que Centroamérica cree un mecanismo para agilizar el proceso de toma de decisiones en el marco de la negociación, ante la imposibilidad de lograr imponer la idea de una "negociador único" por región.

El Acuerdo de Asociación que negocian los países centroamericanos y la UE incluye, además del TLC, incluye un diálogo político y un capítulo de cooperación en cuestiones como lucha contra el terrorismo, derechos humanos, derechos de pueblos indígenas y temas de género.

Centroamérica y la UE mantienen un intercambio comercial que ronda los 3.800 millones de dólares, un 60% de los cuales corresponde a Costa Rica que exporta a la Europa de los 27 productos como banano, piña y café.

source: Univision