Critican aumento de acuerdos bilaterales

All the versions of this article: [English] [Español]

Critican aumento de acuerdos bilaterales

Para la UNCTAD, los acuerdos bilaterales son discriminatorios y establecen un precedente que condiciona las futuras negociaciones

Grupo Reforma / AFP

Sao Paulo, Brasil (16 junio 2004).- La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) criticaron el miércoles la estrategia de multiplicar los acuerdos bilaterales de comercio, usada por Estados Unidos ante el estancamiento de las negociaciones multilaterales.

"A largo plazo existe una estrategia del mundo desarrollado, y no sólo de Estados Unidos, de hacer acuerdos bilaterales, imponiendo su agenda", alertó el secretario ejecutivo de la CEPAL, José Luis Machinea, en una mesa redonda de la XI Conferencia de la UNCTAD que se celebra en Sao Paulo.

Esa estrategia "es peligrosa para la integración hemisférica y para las negociaciones multilaterales porque, en lugar de sentarse a negociar todo, los países desarrollados prometen el acceso a mercados e imponen, país por país, una agenda en temas de inversiones, propiedad intelectual y compras gubernamentales", añadió el ex ministro argentino de Economía, citado por la privada Agencia Estado.

Para el secretario general de la UNCTAD, el brasileño Rubens Ricupero, las negociaciones bilaterales "están escamoteando el elemento clave del comercio bilateral, que es la no discriminación".

Los acuerdos bilaterales son "discriminatorios" y "establecen un precedente" que condiciona los acuerdos siguientes, dijo Ricupero; dio como ejemplo el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile y Estados Unidos, afirmando que los próximos socios de Washington se verán obligados a hacer las mismas concesiones que el país andino.

Estados Unidos privilegió las negociaciones bilaterales, tras el fracaso de la conferencia ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC) del año pasado en Cancún (México) y el estancamiento de las negociaciones para crear antes de enero de 2005 un Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

En la OMC, el G-20 de países emergentes, liderado por Brasil, colocó en el centro de los debates la reducción de los subsidios agrícolas de los países ricos, en tanto que en el ALCA, el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) reclama una mayor apertura del sector agrícola estadounidense y se resiste a una apertura rápida de sectores de sus propias economías que podrían verse amenazados por ese proceso.

"El Mercosur tiene ventajas comparativas en productos agrícolas y por eso cualquier negociación con Estados Unidos que no incluya los productos agrícolas resulta más difícil", apuntó Ricupero.

keywords:
source: