El Gobierno belga rechaza el “Acuerdo de Inversiones” con Colombia

“En Colombia existe un abismo entre el discurso de derechos humanos y la realidad”

El Gobierno belga rechaza el “Acuerdo de Inversiones” con Colombia

25-03-2010

La Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Bélgica, en una audiencia sobre Colombia a la que fueron invitados entre otros, OIDHACO, los sindicatos belgas ACV-CSC y FGTB-ABVV, Amnistía Internacional, escuchó el 22 de marzo las denuncias de violaciones de derechos humanos, especialmente el asesinato de sindicalistas e indígenas, el desplazamiento forzado y las ejecuciones extrajudiciales, así como el espionaje por parte del DAS a ONGs belgas.

“Como vice-Presidente durante nueve años del comité de expertos sobre la aplicación de normas y recomendaciones de la OIT, sólo puedo comparar el caso de Colombia con Myanmar y Bielorrusia, en términos de seguimiento y conclusiones por parte de la OIT”. Esta afirmación de Luc Cortebeek, presidente de la central sindical cristiana belga, ACV-CSC, causó verdadero impacto en los diputados belgas de la Comisión de Asuntos Exteriores. Se sabe que tanto Myanmar como Bielorrusia son reconocidos en el ámbito internacional por sus elevadísimos índices de violaciones de los derechos humanos. Al respecto, la diputada Juliette Boulet expresó su gran preocupación: “Estoy profundamente impresionada al saber que la situación de Colombia para la OIT es comparable con Myanmar”. Boulet dejó claro que ante los hechos de violaciones en Colombia y la evidencia de las cifras, el gobierno de allí responde con un discurso de impotencia. “Parece muy satisfecho con los avances de la justicia, pero hemos escuchado en esta cámara que el 95% de crímenes contra sindicalistas están en la impunidad”.

Esta audiencia se realiza al mismo tiempo que el Parlamento de Flandes-Bélgica, rechaza que Bélgica firme un “Acuerdo de Inversiones” con Colombia por las violaciones a los derechos humanos y laborales. El Partido Socialista belga (PS), partido que participa en el gobierno belga y en los gobiernos regionales de Bruselas y de Wallonía, rechaza igualmente el acuerdo y anuncia además que se opondrá a la firma del TLC entre la UE y Colombia, según comunicado hecho público el 16 de marzo de 2009.

En el debate en la Cámara belga también se descubrió que el DAS (organismo de inteligencia colombiano que depende directamente de la presidencia) ha realizado espionaje a ONGs belgas y a sus miembros, dentro del seguimiento ilegal que ha emprendido contra sindicalistas, periodistas, magistrados de la Corte Suprema de Justicia, opositores políticos y ONGs de derechos humanos . La cámara tomó atenta nota sobre este tema.

Por su parte, Emmanuel Raison de Oidhaco -Oficina Internacional de Derechos Humanos- Acción Colombia- con sede en Bruselas, expuso la preocupación que existe en su organización, “por la gravedad de la situación en Colombia, donde se ve claramente que existe un abismo entre el discurso del gobierno en el exterior y la realidad de los derechos humanos al interior de su país”.

Amnistía Internacional-Sección Flandes, a través de Sus Van Olmen, dio a conocer algunas cifras sobre esta situación de deterioro, en las que destacó: “1.400 indígenas asesinados desde 2002, 2.077 personas víctimas de ejecuciones extrajudiciales por parte del ejército colombiano y, tan solo en 2009, 286.000 nuevos desplazados”. Eddy Van Lancker, secretario federal del sindicato FGTB-ABVV, denunció el asesinato de sindicalistas y recordó a la cámara belga que Colombia es de lejos, el país donde más se asesinan sindicalistas de todo el mundo. “Pero estos asesinatos son apenas la punta del iceberg porque debajo está la persecución, las amenazas, y las violaciones de los derechos laborales”. “No podemos pasar por alto”, subrayó, “que únicamente el 1,2% de los trabajadores colombianos están cubiertos por convenciones colectivas”.

Raison, portavoz de Oidhaco, plataforma que agrupa a más de 30 organizaciones de 10 países de la UE, se mostró satisfecho con la decisión del Parlamento de Flandes-Bélgica, y con la declaración del Partido Socialista belga rechazando el “Acuerdo de Inversiones” entre los Gobiernos de Bélgica y Luxemburgo con Colombia: “Este paso a favor de los derechos humanos en Colombia, debería ser imitado por la UE y por cada uno de los 27 países que la integran”. Recordamos también que los 12 eurodiputados irlandeses han rechazado la firma del TLC en una carta a Ashton de octubre de 2009. “El gobierno flamenco”, añadió Raison, “se ha negado a ratificar el acuerdo entre Bélgica y Colombia, porque, entre otras cosas, en junio de 2009, los gobiernos resultantes de las elecciones de 2009 en Bélgica, se comprometieron a garantizar el respeto a las normas laborales y a los derechos humanos en todo el mundo; y como es evidente en el caso colombiano, el Estado está lejos de generar un mínimo de confianza en el respeto a los derechos sindicales y humanos”.

Oidhaco solicitó a los diputados que “Bélgica ayude a que la defensa de los derechos humanos y la búsqueda de la paz en Colombia, sean prioritarios para la Unión Europea, por encima de los intereses comerciales”. Esto último, por la inminente rúbrica del TLC entre la UE y Colombia que se firmaría, explicó, “sin tener en cuenta que pasa por encima de los intereses y los derechos de los trabajadores colombianos”.

*La Oficina Internacional de Derechos Humanos -Acción Colombia (OIDHACO) agrupa a más de 30 organizaciones de derechos humanos de diez países europeos.

Diario Colombia

source: Rebelión