Nicaragua vuelve a las pláticas con la Unión Europea

Nicaragua vuelve a las pláticas con la Unión Europea

País participará en reunión del 23 al 24 de abril en Bruselas

Mario José Moncada y EFE, 8-4-2009

El vicecanciller de la República, Manuel Coronel Kautz, confirmó ayer que Nicaragua asistirá “con mucho gusto” a una reunión informal convocada por la Unión Europea (UE) y los demás países de Centroamérica, del 23 al 24 de abril próximo en Bruselas, tras el fracaso de la VII Ronda de Negociaciones para un Acuerdo de Asociación entre ambas regiones la semana pasada en Honduras.

Coronel Kautz, jefe negociador nacional, confirmó a la agencia Acan-Efe la participación del país en el encuentro en la capital política de la UE, un día después que la Comisión Europea manifestara su disposición de “escuchar cuidadosamente las peticiones de Nicaragua”.

El sector privado en la voz de Mario Amador, gerente general del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA), declaró su “total satisfacción” por la decisión del Gobierno de retomar las pláticas con la UE. En declaraciones a LA PRENSA, dijo esperar que las negociaciones concluyan con un acuerdo que beneficie a los nicaragüenses.

Nicaragua condicionó su regreso a la mesa de pláticas a la presentación oficial de una propuesta de creación de un Fondo Común Económico y Financiero que asciende a 60 mil millones de euros, es decir más de 79 mil millones de dólares.

A CONSENSUAR PROPUESTA

Coronel Kautz aseguró que ha recibido “con agrado y encontramos muy inteligente y positivas” las declaraciones de las comisarias europeas de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner; y de Comercio, Catherine Ashton, quienes firmaron un comunicado de la Comisión Europea divulgado el lunes y en el que expresaron que “no escatimaremos esfuerzos para alcanzar soluciones satisfactorias para ambas partes”.

Sostuvo que ambas comisarias “nos han invitado para estar presente los días 23 y 24 de abril en Bruselas para hacer la reunión y estamos encantados de llegar e influir en los resultados de ésa”.

Nicaragua abandonó a mediados de la semana pasada la VII Ronda de Negociaciones para un Acuerdo de Asociación con la UE, luego de no poder presentar oficialmente la propuesta de creación del fondo que sería financiado con una línea de crédito, 90 por ciento del cual sería asumido por los europeos y el 10 por ciento restante por Centroamérica.

La propuesta de Nicaragua de establecer el fondo, aunque necesario, no es “factible ni realista” en los términos que está planteada, tanto por su monto como por su mecanismo de financiamiento sujeta a un crédito, según expertos nacionales y funcionarios centroamericanos. El fondo supondría para Nicaragua un aumento de la deuda externa en 1,000 millones de euros, es decir más de 1,320 millones de dólares.

Coronel Kautz, quien dijo que la propuesta del fondo está sujeta a discusión, reiteró que “con mucho gusto (Nicaragua asistirá la reunión en Bruselas) para entendernos con Centroamérica, para que, al mismo tiempo, le presentemos a Europa conjuntamente (la propuesta del fondo) luego de tan inteligentes declaraciones de las dos comisarias”.

EMPRESARIOS DEMANDAN FIRMEZA A NEGOCIADORES

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) demandó el lunes al Gobierno retomar las negociaciones con la UE y fustigó al bloque europeo por “la poca flexibilidad” que ha mostrado para abrir su mercado a productos de importancia para el istmo como el azúcar y la carne, así como para aquellos elaborados por las Pequeñas y medianas empresas (Pymes) y por las empresas de las zonas francas.

“Estamos totalmente satisfechos por la decisión de que Nicaragua retorne a la mesa de negociaciones. Nicaragua ha actuado de forma fuerte, pero hace falta más fortaleza. Le hemos pedido a los negociadores del Gobierno del Presidente Daniel Ortega que negocien con firmeza”, declaró Mario Amador, gerente general del CPNA, al ser consultado ayer por LA PRENSA.

“El hecho que Nicaragua haya dejado la mesa de negociaciones (en Honduras) nos asustó por un momento, pero ha servido para que los demás negociadores (del resto de países del istmo) se den cuenta que las cosas no son pan comido (fáciles). El equipo negociador de Nicaragua ha actuado con firmeza y, de una y otra manera, ha puesto los puntos sobre las íes”, añadió.

Amador indicó que se trata de “obtener el mejor acuerdo” con la UE para beneficio de Centroamérica, y de Nicaragua en particular, por lo que dijo que de los resultados de la reunión en Bruselas entre los negociadores centroamericanos y europeos “dependerá el avance” de las negociaciones y su conclusión en una fecha que por ahora no se precisa.

El Presidente Daniel Ortega acusó la semana pasada a la UE de querer imponer, en el marco de las negociaciones, “condiciones de orden político que son inaceptables para los pueblos y gobiernos centroamericanos”, aunque uno de los tres pilares que contempla el Acuerdo de Asociación es un diálogo político para promover principios democráticos y el Estado de Derecho, entre otros. Los otros dos pilares son un Tratado de Libre Comercio (TLC) y uno de cooperación.

El intercambio comercial entre Centroamérica y la UE supera los 6,000 millones de dólares al año, de los cuales poco más de 2,510 millones corresponden a las exportaciones del istmo hacia el bloque comunitario de 27 naciones, según datos de la Secretaría de la Integración Económica de Centroamérica (SIECA).

keywords:
source: La Prensa