Nocaut al calzado colombiano vía TLC

Nocaut al calzado colombiano vía TLC

Por Jhon Edward Paez Huertas, 24-6-15

JPEG - 116.3 kb

La industria del calzado, cuero y sus manufacturas no escapa a la política económica de apertura y a su profundización con los Tratados de Libre Comercio, de facto lo que pasará es que esta industria tiende a retroceder y en definitiva a la desaparición. Será un Nocaut en donde pierden los colombianos y gana Estados Unidos y los TLC.

Para los años noventas antes de la apertura económica el sector era bastante prospero, con una producción cercana a los cien millones de zapatos y con fabricas que tenían tecnología de punta. Se tenían ventas netas en exportaciones de US $73,4 millones y las importaciones representaban unos US $1,8 millones dolares, es decir que del 100 % de lo que exportábamos, importábamos apenas el 2,5 %.

Pero con la entrada de la apertura económica inició esta batalla en el cuadrilátero de la exportación e importación, lo que ocurrió es que esta balanza comercial que era positiva paso a ser negativa ya que para el año 1997 las importaciones aumentaron en un deshonroso 102 % representado en 13,5 millones de pares, dando un duro golpe a empresas nacionales productoras de calzado que empezaron a desaparecer.

Según un estudio de Acicam cómo vamos (Asociación Colombiana de Industriales del Calzado, el Cuero y sus Manufacturas), se demuestra que la exportación a abril de 2014 es de apenas de 10,4 millones de dolares que en comparación con el año pasado se reporta una disminución de 28,6 % a nivel nacional. Dando muestra veras de la grave crisis que sufre este sector de la industria nacional.

En lo que respecta a Bogotá tenemos una balanza comercial desfavorable pues exportamos el año pasado US $10,2 millones, a diferencia de los US $197 millones de importación, Es decir que por 1 dolar que exportamos, estamos importando alrededor de 20 dolares en calzado. Este fenómeno evidencia el progresivo deterioro de la industria del calzado acorralado a punta de TLC en la esquina del ring.

Para colmo de males el capitulo del TLC de compras estatales, los negociadores norteamericanos han insistido en la transparencia y el trato nacional respecto a los licitantes extranjeros, lo que quieren es impedir que el Estado convierta sus compras en factor para apalancar a los sectores industriales nacionales y como raro en este gobierno ganen los extranjeros y pierdan los nacionales.

A esto y para rematar se le suma los distintos pronunciamientos de Santos en querer firmar mas acuerdos comerciales con grandes asiáticos que terminaran por hundir esta industria, generando desempleo y atraso para nuestro país.

En conclusión, los efectos del TLC para la industria del calzado son y serán aun peores, pues la disminución de los aranceles, la tasa de cambio, el revés que ha sufrido la industria desde la apertura económica disminuyendo exportación y aumentando importación demuestran que la política de libre cambio no funciona en el actual estado de las cosas y que lo que se debe promover es una política que defienda la industria nacional y que en vez de hacer felices los intereses extranjeros, sirva al pueblo colombiano y al desarrollo de nuestro país.

source: Las 2 Orillas