Sindicatos de Centroamérica rechazan TLC con Unión Europea

23-5-09

Sindicatos de Centroamérica rechazan TLC con Unión Europea

Hasta el momento todos los diferentes tratados comerciales firmados por los países centroamericanos se han realizado sin consultar los más de 40 millones de habitantes de la región.

Durante una conferencia de prensa representantes de diferentes confederaciones de trabajadores de toda el área centroamericana rechazaron el Acuerdo de Asociación de Centroamérica con la Unión Europea.

Según los líderes sindicales este acuerdo lo que plantea es un proceso de "neocolonización", donde los intereses comerciales de los grandes emporios transnacionales del viejo continente priman sobre las pequeñas economías de la región.

Explican que aunque la negociación ha sido vendida como un acuerdo que toma en cuenta las diferencias de ambas regiones, en la práctica no es así, ya que el volumen comercial de cada una de las 25 naciones europeas es significativamente muy superior a la de los cinco países centroamericanos. De allí que Centroamérica corra con una gran desventaja en cualquier tipo de negociación.

Otro punto que destacan es que la Unión Europea lo que busca con el tratado de "asociatividad" es convertir a la región nada más que en un simple "corredor para sus mercancías".

Igual o peor que el cafta
Asimismo aseguran que el acuerdo tal y como está planteado no es más que una versión europea del Tratado de Libre Comercio entre Centro América y Estados Unidos (Cafta), de allí que esté destinado a continuar con el saqueo de los recursos de cada uno de nuestros países.

"Este es un Cafta, y la población debe estar clara de que los europeos no son más buenos ni más bonitos que los norteamericanos en términos de negociaciones comerciales", manifestó el sindicalista nicaragüense José Antonio Zepeda.

Manifiestan que de firmarse el tratado de asociatividad, aunque todos sufriríamos las consecuencias, los más afectados serían los productores campesinos, ya que irían a competir contra la producción subvencionada de los
agricultores europeos.

"Este tratado elimina el acceso de los campesinos a la tierra", indicó por su parte el hondureño Rafael Alegría, representante de Villa Campesina, una confederación que aglutina un sinnúmero de organizaciones del campo en toda Centroamérica.

Plantean que antes de firmar cualquier tipo de acuerdo comercial en condiciones de desventajas con la Unión Europea, primero debería avanzar el proceso de integración de los países centroamericanos. Y así promover un dialogo directo entre el pueblo y los gobiernos para concensuar el proceso de asociación.

Hasta el momento todos los diferentes tratados comerciales firmados por los países centroamericanos se han realizado sin consultar los más de 40 millones de habitantes de la región.

source: Kaos en la Red