Chile. Lucha contra el TPP11 vive horas clave tras suma urgencia del Gobierno

Chile. Lucha contra el TPP11 vive horas clave tras suma urgencia del Gobierno

Por Por Felipe Menares Velásquez, Politika | 19-1-19

PNG - 564.4 kb

Organizaciones sociales advierten peligros para la población, si Piñera decide sumarse al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP o TPP11).

La salida de Estados Unidos no significó la muerte para el el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica. Los 11 países restantes –Australia, Brunei, Canadá, Chile, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Vietnam– reciclaron el instrumento y dieron vida al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP o TPP11), actualmente discutido en el Congreso Nacional.

Por esta razón, la plataforma Chile Mejor sin TLC, en representación de 120 organizaciones sociales, realizó una manifestación en el frontis del Palacio de La Moneda, con el propósito de instar al gobierno de Sebastián Piñera para que desista en su intento de incorporar a Chile al polémico acuerdo transnacional.

Durante esta semana, el Ejecutivo puso suma urgencia a la tramitación legislativa del tratado y la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados votó a favor de su suscripción, por 10 votos a favor, dos en contra y una abstención.

“Consideramos que no ha habido una discusión, no ha pasado por las comisiones de Agricultura, Salud, Trabajo, Ciencia y Tecnología, Medio Ambiente, y él está colocando premura como siempre se hace en esta época, entre fines de diciembre y el término de la etapa legislativa”, afirmó María Cecilia Bartolín, integrante de Chile Mejor sin TLC.

La dirigenta advirtió que al poner urgencia, los diputados tienen 15 días para despachar este tratado. “Es un tratado que tiene más de 900 paginas, sin considerar anexos, y la Direcon [Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales] manda tres o cuatro carillas y con eso los diputados y senadores tienen que votar sí o no. Es grave que no haya una discusión de fondo y que además la sociedad no participe, cuando es precisamente la gente común y corriente que se verá más afectada”, agregó.

¿Y la discusión pública?

El de este viernes no es el primer intento por convencer al gobierno chileno de restarse de TPP11. El jueves 17 de enero, luego de que la comisión de Relaciones Exteriores diera su visto bueno al acuerdo, Chile Mejor sin TLC entregó una carta dirigida a Piñera pidiéndole que elimine la suma urgencia que dio a la discusión del proyecto, con el fin de someterlo a una revisión más profunda.

También solicitaron al Presidente que reciba en audiencia a las organizaciones miembro de la plataforma, con el fin de informar en detalle el contenido del tratado y hacer partícipe a la sociedad civil en la decisión de suscribir o no el controvertido instrumento internacional.

“El CPTPP es un tratado que nos va a perjudicar enormemente: va a reducir aún más los derechos laborales, ponerle grilletes a CODELCO, va a impedir hacer los cambios que todos queremos y, sin embargo, el Presidente quiere que se apruebe sin discutirlo adecuadamente”, sostuvo Camila Montecinos, agrónoma e integrante de la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (ANAMURI).

“La semilla está en riesgo”

De ser firmado por los 11 países, el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico sería ley para 498 millones de personas. Países como Australia, México y Japón ya ratificaron su ingreso al pacto que abarcaría un 15% del comercio y un 14,7% de las inversiones mundiales, a través de una serie de materias (tiene 30 capítulos), como propiedad intelectual, asuntos laborales y medioambiente.

El pasado 8 de enero, representantes de Chile Mejor sin TLC expusieron ante la comisión de RREE de la cámara baja, instancia en la que alertaron a los legisladores sobre los riesgos asociados a la suscripción del TPP11.

Patricia Núñez, guardadora de semillas y directora de la Escuela Agroecológica ReBerde, advirtió que “la semilla está en riesgo con este tratado”. Explicó que de ser ratificado al acuerdo, se generaría una prohibición para “tener, reproducir, compartir, trasladar e intercambiar semillas que estén registradas”.

“Pero esas pueden ser todas –destacó–, pues basta con una pequeña intervención para decir que son una nueva creación y, por ende, todas las que se le parezcan en su tamaño, forma, color y forma de cultivo, serán también de esas empresas creadoras, no importando si han estado durante años en manos de los campesinos”.

La profesora Núñez también puso en relieve que instrumentos como el TPP11 “pasan por encima del Convenio 169 de la OIT sobre pueblos originarios. El Trafkintu y el intercambio de semillas será perseguido y criminalizado con grandes multas, incluso con penas de cárcel que alcanzan hasta los tres años, pues se define como vender el acto de intercambiar”.

La agrónoma Camila Montecinos también expuso ante los diputados de la comisión de RREE. Uno de las observaciones que realizó concierne a los derechos laborales definidos en la redacción del tratado: libertad de asociación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva; eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio; abolición efectiva del trabajo infantil; y eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación.

Para la representante de ANAMURI, el documento “hace una definición extremadamente reducida de lo que son las leyes y los derechos laborales”, puesto que en ese listado “no está el derecho a huelga, no está el derecho a vacaciones, no está el derecho a jubilación, no está el derecho a salud, ni a pre y post natal”.

“Cuando hemos ido presentando esta preocupación, mucha gente nos ha dicho eso es imposible. No lo es, tanto es así, que el gobierno argentino cuando negocia exactamente estas mismas cláusulas, suma otra serie de derechos para que no puedan ser eliminados: allí suma las vacaciones pagadas, el derecho al descanso, permiso pre y pos natal y la jubilación”, agregó.

source: Kaos en la Red