"Consulta popular", exigen en Guatemala antes que ratificación TLC

Prensa Latina - 10 de Febrero de 2005

"Consulta popular", exigen en Guatemala antes que ratificación TLC

"Los campesinos ya no van a poder producir maíz, frijol, arroz y trigo, porque vendrán del extranjero a otros precios y serán productos transgénicos que afectarán la salud de los guatemaltecos."
— Nery Barrios, dirigente de la Unidad de Acción Sindical y Popular (UASP)

Guatemala, 10 feb (PL) Integrantes de organizaciones campesinas, indígenas y sindicales de Guatemala exigieron hoy a los diputados al Congreso convocar a una consulta popular para que la ciudadanía decida si se ratifica o no un pacto comercial con Estados Unidos.

En el primer plantón frente a la sede del hemiciclo parlamentario, más de 300 personas de origen humilde comenzaron una serie de protestas para persuadir a los 158 legisladores de los efectos adversos del Tratado de Libre Comercio (TLC).

Desde la perspectiva popular y campesina, el Tratado entre Centroamérica y Estados Unidos -también conocido como CAFTA, por sus siglas en inglés- dejará un saldo muy nocivo para esta nación.

Nery Barrios, dirigente de la Unidad de Acción Sindical y Popular (UASP), mencionó como primera demanda la convocatoria a consulta popular, a fin de evitar males mayores a la población rural, básicamente la más pobre y marginada.

Señaló que "los campesinos ya no van a poder producir maíz, frijol, arroz y trigo, porque vendrán del extranjero a otros precios y serán productos transgénicos que afectarán la salud de los guatemaltecos".

A la protesta de este jueves le sucederán otras, probablemente dos cada semana, hasta conseguir que el Congreso someta a criterio popular la eventual sanción del CAFTA, pues de lo contrario, no se descarta un paro nacional, advirtió Barrios.

Precisó que nuevas manifestaciones de protesta podrían incluir la ocupación o cerco de aeropuertos, puertos y aduanas fronterizas.

Legisladores de partidos de izquierda y centroizquierda respaldaron las reivindicaciones de la UASP y otras agrupaciones, al coincidir en que el TLC "es perjudicial" para el pueblo".

La diputada Alba Maldonado, ex comandante de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG, ex guerrilla), también fustigó al TLC y denunció presiones de Washington sobre políticos locales para que aceleren la ratificación de ese pacto.

El debate en el Legislativo del texto del CAFTA está en pleno proceso, luego que el pasado 28 de enero el presidente guatemalteco, Oscar Berger, de la Gran Alianza Nacional, lo remitió al Parlamento para "su inmediata ratificación".

Sondeos de medios locales refieren que la correlación de fuerzas se inclina hacia la aprobación del controversial acuerdo, pues se requerirán del 50 por ciento más uno de los votos de los 158 diputados, y al menos seis partidos políticos lo avalan.

El sector privado, representado en la Asociación Gremial de Productos No Tradicionales (AGEXPRONT), insiste en presentar el TLC como "una gran oportunidad para que las empresas centroamericanas puedan integrarse más rápidamente al mundo globalizado".

Según entendidos, al entrar en vigor el acuerdo, y una vez vencidos los plazos de desgravación, quedará garantizado el acceso de casi el 100 por ciento de las exportaciones guatemaltecas al mercado estadounidense a través de un sistema de cuotas.

Las exportaciones de Guatemala a Estados Unidos representan más del 30 por ciento del total, mientras que las importaciones provenientes de aquel país equivalen al 42 por ciento de las compras a nivel mundial, según AGEXPRONT.

source: Prensa Latina