Costa Rica: Compañía de EE. UU. alega que tratado protege sus derechos

Costa Rica: Compañía de EE. UU. alega que tratado protege sus derechos

Empresa se ampara en TLC y presiona por concesión petrolera
Mallon Oil advierte de consecuencias económicas, legales e internacionales
TLC no incluye exploración, pero sí permite demandar en tribunal externo.

Esteban Oviedo, 08/06/2011

La empresa petrolera Mallon Oil Company se amparó en el TLC con Estados Unidos para presionar al Gobierno para que firme un contrato de exploración de petróleo y gas natural en la zona norte.

En dos cartas enviadas a autoridades costarricenses durante los últimos siete meses, la compañía estadounidense enfatizó que el Tratado de Libre Comercio (TLC) protege sus derechos.

Asimismo, advirtió a la administración de Laura Chinchilla que el país podría sufrir consecuencias económicas y legales si el Estado no le aprueba la concesión para buscar y explotar hidrocarburos por 20 años.

Mallon ganó en el 2000 una licitación del Minaet para explorar petróleo y gas en las llanuras del norte, pero la firma del contrato se congeló debido a apelaciones de grupos ambientalistas en contra del permiso ambiental.

En abril del año pasado, la Sala IV rechazó un último recurso de amparo contra el proyecto. Así, la petrolera vio el camino despejado y pidió al Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (Minaet) sellar la concesión.

Carta al Comex. El 11 de noviembre anterior, Pedro Oller, representante de Mallon Oil, envió una nota a Anabel González, ministra de Comercio Exterior, para informarle de la solicitud al Minaet.

“Remitimos para su estudio y consideración la nota que se le entregó al señor Teófilo de la Torre, ministro de Ambiente, en la que se le solicita continuar con el proceso de formalización y ejecución del contrato, como en derecho corresponde, con el fin de evitar posibles implicaciones económicas, legales e internacionales”, le indicó Oller a la ministra.

El representante aseveró que el reclamo de Mallon Oil tiene amparo tanto en la legislación costarricense como en el TLC.

A raíz de esa comunicación, el Ministerio de Comercio Exterior (Comex) empezó a monitorear el expediente de la contratación. Según la ministra, dicha medida se toma ante la “eventualidad de que un inversionista planee una demanda al amparo de un tratado vigente”.

La intención, explicó González, es estar familiarizados porque al Comex le corresponde defender al Estado en el ámbito internacional.

El 31 de marzo, Mallon le envió otra nota a la embajadora de Costa Rica en Washington, Muni Figueres, en la que también mencionó el TLC y les remitió copia a dos senadores y un representante republicanos de Estados Unidos.

Ayer, la presidenta Laura Chinchilla consideró viable la exploración de gas en el país, pero se opuso a la de petróleo.

Panel externo. Alberto Trejos, exministro de Comercio Exterior, sostuvo que el TLC no incluye la exploración de hidrocarburos.

El país no tiene la obligación de permitir la actividad petrolera al amparo del Tratado, indicó Trejos. En esa materia, se aplica la Ley de Hidrocarburos, mediante la cual el gobierno de Miguel Ángel Rodríguez otorgó la licitación a Mallon.

Lo que sí permite el TLC, continuó el exministro, es que una empresa estadounidense acuda a un arbitraje internacional, en lugar de a un tribunal costarricense, si siente que el Estado le quitó un derecho después de febrero del 2009, fecha cuando entró a regir el tratado.

Existen dos paneles de arbitraje: uno bajo el alero de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y otro con el Banco Mundial.

La compañía también puede acudir a un tribunal costarricense, pero, si lo hace, no puede demandar en la vía internacional y viceversa.

Mallon Oil Company declaró ayer a este medio que ha respetado el ordenamiento jurídico durante más de una década. “La empresa continuará cumpliendo y sujetándose a este precedente mientras esperamos la firma por parte del Gobierno de la República”, indicó.

Según la empresa, en el peor de los casos el ingreso por la actividad superaría los $7.000 millones.

Costa Rica ya enfrenta una demanda de otra petrolera estadounidense, Harken Corporation, a la cual el gobierno de Abel Pacheco le anuló una concesión para explorar petróleo en la costa del Caribe.

El reclamo, por un monto inestimado, se ventila en el Juzgado Contencioso Administrativo desde el 2005, dijo la procuradora Ana Cecilia Arguedas. Ella agregó que al Estado todavía no le han pedido contestar la demanda porque el expediente no ha sido completado.

Antes, Harken trató de reclamar $130 millones en una comisión de arbitraje de la Cámara de Comercio, pero la Sala I declaró que esa sede no podía resolver el caso.

keywords: