Costa Rica podría retrasar negociación con Unión Europea

Costa Rica podría retrasar negociación con Unión Europea

Nicaragua está lista para negociar, dice ministro Mific. Última reunión de negociadores será en Managua

Gustavo Alvarez, 12-10-07

Mientras Nicaragua y Centroamérica están preparadas para comenzar las negociaciones del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, que incluye un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Centroamérica, nació un malestar por el retraso de Costa Rica para sumarse al acuerdo de Unión Aduanera.

La molestia surgió porque el gobierno costarricense había anunciado que después del referendum del Cafta firmarían el acuerdo de Unión Aduanera, pero ahora el ministro de Economía de ese país, Marco Vinicio Ruiz, dice que primero se reunirá con las principales fuerzas políticas de esa nación, para consensuar una propuesta.

El periódico salvadoreño Prensa Libre publicó ayer declaraciones de la representante europea en Costa Rica y Panamá, Cristina Martins-Barreira, quien expresó que “Bruselas espera una explicación formal de Costa Rica, porque tiene el compromiso de firmar antes del día 22 (de octubre), y si no lo pueden hacer que lo pongan por escrito, dando una explicación”.

La Unión Aduanera es una condición de los europeos para comenzar la negociación del Acuerdo de Asociación, que incluye tres grandes temas; diálogo político, cooperación y un Tratado de Libre Comercio.

Nicaragua lista
Por su parte, el titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), Orlando Solórzano, confirmó que Nicaragua está lista para comenzar las negociaciones con los europeos.

Las negociaciones arrancan el 22 de octubre en Costa Rica y, según Solórzano, la viceministra del Mific, Verónica Rojas, ya está en el vecino país del sur, junto al equipo de especialistas de Nicaragua que participarán en las discusiones.

En cuanto a lo económico, el funcionario explicó que existe una estrategia de parte de Nicaragua y el resto de países centroamericanos, que determinan las prioridades para el país y la región en las negociaciones con los europeos.

Añadió que dichas prioridades están basadas en demandar una mayor apertura comercial de parte del mercado europeo para los productos centroamericanos, en condiciones más favorables que las existentes actualmente.

Europa tiene en vigencia el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP Plus), que permite beneficios arancelarios para una serie de productos centroamericanos, que vence en diciembre de 2008, las cuales Centroamérica pretende que se mejoren con el TLC.

El ministro señaló que después de 2008 el SGP Plus se debería renovar, pero pretenden que para entonces esté listo el acuerdo comercial, con lo que no habría necesidad de una renovación.

El funcionario afirmó que una ronda de negociación será en Centroamérica y otra en Europa, y en el caso de los países del istmo, se escogió por orden alfabético las sedes, por lo cual, comenzará por Costa Rica y terminará en Nicaragua.

source: El Nuevo Diario