bilaterals.org logo
bilaterals.org logo
   

Detengan el acuerdo de asociación UE-Israel!

All the versions of this article: [English] [Español] [français]

A la luz de la barbarie y el sufrimiento infligidos a la población palestina que es víctima de muerte, hambruna generalizada y desplazamiento, varias organizaciones de la sociedad civil se unieron para redactar una carta dirigida a los máximos responsables de las instituciones de la Unión Europea solicitando la suspensión del Acuerdo de Asociación UE-Israel por la violación de las cláusulas de derechos humanos de dicho pacto. Esperamos que la suspensión del Acuerdo pueda ser una forma de que la UE ejerza su influencia para lograr un alto el fuego así como evitar más sufrimiento humano y violaciones de los derechos humanos. Porque hasta la fecha la UE no ha impulsado ni una sola medida efectiva para detener el genocidio en curso.

La fecha límite para firmar es el 1 de marzo de 2024.

*****************************************************************************************
**********************************************************************

Sra. Ursula von der Leyen
Presidenta de la Comisión Europea

Sr. Valdis Dombrovskis
Vicepresidente Ejecutivo de la Comisión Europea

Sr. Charles Michel
Presidente del Consejo Europeo

Sra. Roberta Metsola
Presidenta del Parlamento Europeo

Sr. Alexander De Croo
Primer Ministro
Presidencia del Consejo de la Unión Europea

Sr. Josep Borrell
Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

Estimadas Excelencias.

Las organizaciones abajo firmantes solicitan a la UE que suspenda el Acuerdo de Asociación UE-Israel a la luz de las violaciones de los derechos humanos por parte del Estado de Israel. Estas violaciones de los derechos humanos constituyen una violación de las cláusulas de los ’’elementos esenciales’’ que establecen que el Acuerdo está condicionado al respeto de las partes por los derechos humanos y los principios democráticos. Condenamos inequívocamente todas las violaciones del derecho internacional, en particular el asesinato de civiles, y pedimos a las autoridades competentes que las investiguen sin demora.

La actual guerra de Israel contra Gaza está causando víctimas civiles masivas, una amplia destrucción de infraestructuras civiles y el desplazamiento de la inmensa mayoría de la población de Gaza. [1] El sistema sanitario de Gaza se ha colapsado, los hospitales han sido bombardeados y destruidos y el personal sanitario ha muerto. La población de Gaza corre un riesgo inminente de hambruna y muerte por enfermedades contagiosas. Este es el resultado del bombardeo de Gaza y del bloqueo por parte de Israel de alimentos, agua, combustible, medicinas, ayuda humanitaria y de la interrupción del sistema de alcantarillado. Se trata de violaciones claras y bien documentadas de los derechos humanos de los palestinos.

Sin embargo, las violaciones de derechos humanos cometidas por el gobierno de Israel no comenzaron en 2023. El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha concluido que antes de ese periodo se cometieron graves violaciones de los derechos humanos. Entre estas violaciones de los derechos humanos se encuentra el establecimiento y expansión de asentamientos ilegales en Cisjordania, que han dado lugar, entre otras cosas, a la expropiación de tierras privadas propiedad de palestinos, a la segregación racial debida al desalojo forzoso de palestinos y a la demolición de sus propiedades, a un clima de impunidad para los autores de la violencia de los colonos y a la implicación de las fuerzas de seguridad israelíes en dicha violencia, así como a restricciones de la libertad de circulación de los palestinos. [2] El Consejo Europeo expresó su preocupación por que el bloqueo de la franja de Gaza (antes de octubre de 2023) "equivale al castigo colectivo de los residentes de Gaza y (está preocupado) por sus repercusiones negativas en el disfrute del derecho a la libertad de circulación y otros derechos del pacto, incluido el acceso a servicios básicos y vitales". [3]

La UE considera que el respeto de los derechos humanos constituye un elemento esencial de los acuerdos de asociación de la UE con los países socios. Las disposiciones del Acuerdo de Asociación UE-Israel establecen que las partes establecen la asociación "considerando la importancia que las Partes conceden...[ ] a los principios de la Carta de las Naciones Unidas, en particular a la observancia de los derechos humanos y la democracia, que constituyen la base misma de la Asociación;"... y el artículo 2 establece que

«las relaciones entre las Partes, así como todas las disposiciones del presente Acuerdo, se fundamentan en el respeto de los principios democráticos y de los derechos humanos, que inspira sus políticas interiores y exteriores y constituyen un elemento esencial del presente Acuerdo».

La violación de las cláusulas denominadas "elementos esenciales" permite a la UE denunciar o suspender total o parcialmente los acuerdos, de conformidad con el artículo 60 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados. El artículo 82 del Acuerdo de Asociación establece que "Cada una de las Partes podrá denunciar el Acuerdo mediante notificación a la otra Parte".

A pesar de lo anterior y de otras violaciones bien documentadas de los derechos humanos y los principios democráticos por parte del Estado de Israel, su economía sigue disfrutando de un acceso privilegiado al mercado de la UE a través del Acuerdo de Asociación UE-Israel. El comercio entre la UE e Israel ha aumentado sustancialmente desde la firma del acuerdo en 2000. La UE es el mayor socio comercial de Israel, con un 28,8% de su comercio de mercancías en 2022. [4]

Según la política oficial de la UE esbozada en el "Enfoque común sobre el uso de las cláusulas políticas", acordado por el Coreper en 2009, [5] "los incumplimientos graves de las cláusulas sobre elementos esenciales pueden desencadenar la suspensión total o parcial del acuerdo marco global y de todos los acuerdos vinculados, incluido el acuerdo comercial (cláusula de no ejecución)". No se puede negar que el trato que Israel dispensa a los palestinos constituye, como mínimo, una violación grave de las cláusulas sobre derechos humanos del Acuerdo de Asociación UE-Israel. Al parecer, el diálogo político y sobre derechos humanos que la UE ha mantenido con Israel no ha servido para impedir estas violaciones, crímenes de guerra y otros crímenes contra la humanidad.

El 26 de enero de 2024, la Corte Internacional de Justicia dictaminó que al menos algunas de las acusaciones de Sudáfrica de que Israel está cometiendo genocidio podrían ser plausibles. [6] Los jueces establecieron que procede investigar las pruebas presentadas, aceptaron las acusaciones y desestimaron la petición de Israel de rechazar el juicio. El tribunal ordenó a Israel que tomara medidas para impedir un posible genocidio en curso que incluyen permitir la entrada de más ayuda humanitaria en Gaza y actuar contra quienes emitan declaraciones genocidas. [7] Aunque aún se desconoce el veredicto final, el hecho de que la CIJ haya considerado "plausibles" las alegaciones de Sudáfrica y haya dictado medidas provisionales contra Israel debería hacer saltar serias alarmas en la UE. Independientemente del fallo final de la CIJ, existen claras violaciones de los derechos humanos por parte de Israel.

Lo que está ocurriendo actualmente en Gaza es la consecuencia de un fracaso político y moral de la comunidad internacional. La suspensión del Acuerdo de Asociación por la violación de las cláusulas de derechos humanos del Acuerdo enviaría un mensaje contundente de que el compromiso de la UE con los derechos humanos es algo más que mera retórica.

Le instamos a que suspenda sin demora el Acuerdo de Asociación UE-Israel.

Primeras firmas:

Attac France
Comhlamh Trade Justice
Coordinadora Europea Vía Campesina
Ecologistas en Acción
Transnational Institute (TNI)


 source: