E-commerce y su peso en el TLCAN

E-commerce y su peso en el TLCAN

Por Nadia Luna | 6-2-18

JPEG - 30.8 kb

El comercio electrónico es uno de los temas en los que hay más coincidencias en los equipos negociadores, pues tiene como referencia lo acordado en el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP).

La sexta ronda de negociaciones del TLCAN en Montreal, Canadá, continúa y hay un tema en discusión del que todo emprendedor debe de estar atento: el e-commerce. En los siguientes días que duren estas negociaciones se definirán las condiciones que regirán los próximos años para las compras vía electrónica.

Los temas más espinosos se han ido reservando para el final de las negociaciones. Para esta sexta edición, sin duda se estarán poniendo sobre la mesa algunos de los más controversiales y donde ha sido más difícil llegar a un consenso, no obstante, una de las discusiones más sencillas podría ser la del e-commerce.

Y es que el comercio electrónico es uno de los temas en los que hay más coincidencias en los equipos negociadores, pues tiene como referencia lo acordado en el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), según explicó Moisés Kalach, coordinador del llamado cuarto de junto, al término de la quinta ronda de negociaciones celebrada en la Ciudad de México.

El capítulo de comercio electrónico del TPP destaca entre sus condiciones dejar libres de aranceles o impuestos la compra en línea de productos digitales como software, música, películas, series y libros.

También establece que el sector público no podrá hacer este tipo de compras. Por igual, cada país deberá tener un marco legal que rija las transacciones electrónicas de acuerdo con los principios en materia de comercio electrónico de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional, o de la Convención de las Naciones Unidas sobre la utilización de las comunicaciones electrónicas en los tratados internacionales.

Además, los integrantes del TLCAN deberán brindar e implementar esquemas para proteger en línea a los consumidores, y desarrollar estándares para evitar actividades comerciales fraudulentas y engañosas. Otra de las condiciones generales es la creación de un marco legal para la protección de la información personal de los usuarios de comercio electrónico, y hacerlo público y accesible de manera electrónica.

Los demás temas en discusión

En estas negociaciones también se discutirán otros puntos sobre energía, inversión, servicios financieros, agricultura y otros en la agenda, de acuerdo con medios internacionales.

Uno de los asuntos más difícil dentro de la negociación es el de las reglas de origen, que en particular podría tener fuertes efectos en el sector automotriz, en donde hay una gran resistencia por parte del equipo mexicano que comanda el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, ya que el presidente de Estados Unidos pretende incrementar el porcentaje de productos regionales, con mayor peso en ese país.

Hasta ahora, la resolución de las negociaciones resulta incierta, considerando que los tres países muestran posturas contrastantes.

Por ejemplo, en una semana, el discurso del gobierno estadounidense en torno a este tema fue contradictorio. Por un lado, en una entrevista, Donald Trump aseguró que se mostraría flexible en las negociaciones considerando las elecciones que viviría México.

Pero días después, tras conocer las declaraciones de su jefe de gabinete, John Kelly, en donde refería que el discurso sobre el muro había cambiado y México ya no lo pagaría, Trump respondió volviendo a los ataques hacia nuestro país y volvió a lanzarse contra el TLCAN, diciendo: “Es un mal chiste”.

Por su parte, el gobierno canadiense trascendió que Trump podría estar próximo a anunciar su salida del acuerdo comercial, mientras que por la parte mexicana, el embajador de México en Estados Unidos, Gerónimo Gutiérrez, declaró que se están reduciendo las diferencias entre los países.

source: Entrepreneur