El TLC entre Estados Unidos y Colombia y sus consecuencias negativas para Colombia y Venezuela

El TLC entre Estados Unidos y Colombia y sus consecuencias negativas para Colombia y Venezuela

Por Pacocol.org, 31-10-11

El tratado de Libre Comercio (TLC), firmado entre los Gobiernos de Colombia y Estados Unidos, recientemente ratificado por el Congreso de este país, marca una nueva etapa en el proceso de entrega de la soberanía nacional a favor de sus monopolios.

El derecho que desde la independencia de España en las primeras décadas del siglo XIX conquistamos los colombianos conjuntamente con venezolanos, ecuatorianos, bolivianos, peruanos y panameños, por obra del ejército libertador dirigido por Simón Bolívar, a tomar de manera autónoma las decisiones sobre los aspectos fundamentales que afectan nuestra vida: cultura y sistema educativo y comunicacional, hábitos de vida y consumo, relaciones internacionales, economía, recursos naturales: mineros, hídricos, biodiversidad… queda reducido por obra de la oligarquía neoliberal gobernante en Colombia, a su mínima expresión.
La ruina que generará este tratado, sobre la agricultura y totalidad de los sectores económicos y empresas no monopolizadas de Colombia, además de aumentar el desempleo y la explotación de los trabajadores y el saqueo de las riquezas naturales del país, incrementará los desplazamientos forzados, así como una mayor represión y violencia contra los trabajadores y el pueblo colombiano, que seguramente protestará y luchará, -como lo ha hecho históricamente-, por su soberanía y sus derechos humanos: económicos, políticos, culturales, ambientales.

La preeminencia de este tratado sobre las leyes colombianas e incluso sobre la Constitución Nacional, significa que Colombia deja de ser ya en forma casi total un país soberano y que su política exterior será determinada por el gobierno de los Estados Unidos.

La migración hacia otros países, pero principalmente hacia Venezuela, país en donde se encuentran las mejores posibilidades de sobrevivir en América Latina y de tener una vida digna, se van a incrementar. A los cuatro millones y medio de colombianos que ya residimos -legal o ilegalmente- en este país, se sumarán varios millones más en los próximos años.

Por esta razón, es indispensable que los colombianos, nos organicemos cada vez más y mejor, para dar nuestro aporte en todos los aspectos al país y gobierno que nos ha acogido fraternamente, y conjuntamente con nuestros hermanos venezolanos y el gobierno bolivariano, preparemos proyectos productivos viables que permitan vincular nuestras capacidades y cultura productiva al desarrollo económico y social de Venezuela. En el marco del Plan Nacional Simón Bolívar 2007-2013 y su proyección al año 2019, teniendo en cuenta nuestra cultura productiva, podremos hacer aportes significativos a la Misión Agro-Venezuela, a la Gran Misión Vivienda y a la Misión Trabajo, entre otros. Así podremos satisfacer nuestras necesidades, contribuyendo al mismo tiempo a solucionar las de los venezolanos. Daremos nuestro aporte al país que solidariamente nos acoge. Evitaremos convertirnos en una carga para él.

Simultáneamente, debemos mantener los vínculos con nuestro país de origen, luchando por la recuperación de la soberanía nacional perdida; por la solución política del conflicto armado que consume nuestra Patria desde hace medio siglo y por la construcción de una democracia participativa, que nos permita regresar a Colombia en condiciones dignas y seguras. Bien sea desde Venezuela o desde Colombia, o desde el país en que nos encontremos, debemos luchar por la integración soberana y solidaria de los pueblos de América Latina y el Caribe, por la construcción de la Patria Grande Bolivariana.

Comment on this article

Comments

  • El TLC entre Estados Unidos y Colombia y sus consecuencias negativas para Colombia y Venezuela4-November-2011 | hervimes

    Muy importante la publicacion de BILATERALES .ORG:Es una voz de allerta la cual comparto cuando nuestra soberania y derechos humanos estara en la esquina del cuadrilatero me preocupa el futuro de nuestros descendientes ,del sector rural donde hoy trabajamos para conseguir nuestro sustento ,el precio del cafe que nos pagan a los caficultores es infimo donde las cuatro multinacionales se quedan con nuestro trabajo y nuestros descendientes reciben una educacion para que abandonen el campo ,si duda el gran botin es apoderarse de las mejores territorios creando hoy una serie de astusias como lo que sucede en el eje cafetero PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD SEGUN LA UNESCO pero desconocemos que se pretende es una gran incognita en este territorio la pobreza pide permiso en los minifundios cafeteros y la mujer campesina solo siente sus lagrimas en la mejilla cuando le pide a nuestro Dios una misericordia porque lhoy atravezamos la violencia del silencio y el futuro de nuestros hijos es incierto
    saludos

    Reply to this message