Empieza movilización por la semana de Acción Global

Empieza movilización por la semana de Acción Global

20-7-07

Movimientos sociales de todo el mundo convocan la sociedad internacional a adherir a la Semana de Acción Global contra la Deuda y las IFIs (Instituciones Financieras Internacionales), que será realizada entre los días 14 y 21 de octubre

Adital - La semana visa protestar en contra la deuda que continúa exacerbando la pobreza y violando los derechos humanos de los pueblos de África, América Latina, el Caribe, Asia y el Pacífico. "Juntos desafiemos y confrontemos a los gobiernos del Norte, a la banca internacional, a las corporaciones transnacionales y a las instituciones multilaterales como el FMI, el Banco Mundial, el BID y la OMC a que se hagan responsables por el saqueo y la ilegitimidad de la deuda", dijeron los movimientos en comunicado.

El pueblo de estés continentes carecen de salud, educación, vivienda, agua, bienes esenciales y servicios básicos que deberían estar disponibles para todos y todas. Las personas pueden participar de esa movilización que alcanzará ciudades en todas las regiones del planeta a través del correo electrónico: [email protected] La estructura política mantenedora de las Deudas y las IFIs provocan falta de empleo, salarios dignos y de estabilidad laboral; de un medioambiente saludable y de el uso sustentable de los bienes ecológicos; de independencia y autonomía política y financiera.

Para las entidades que organizan la semana, el problema de la deuda no terminó, pese a todas las promesas y planes ofrecidos por los gobiernos acreedores y las IFIs y los pagos por adelantado de muchos gobiernos en el Sur. "Es un escándalo que el mundo rico continúe exigiendo al Sur miles de millones de dólares todos los días en pago de "deudas" surgidas de las injustas relaciones económicas que empobrecen al Sur y enriquecen al Norte".

Las deudas que hasta hoy causan la dependencia de los países subdesarrollados fueron contraídas fuera de procesos democráticos; acompañadas de condiciones y obligaciones injustas; perpetuadas por medio del fraude y el engaño; envueltas en la corrupción y proyectos fracasados; utilizadas para apoyar a gobiernos represores; aplicadas a políticas dañinas para los pueblos y el medioambiente. Y la deuda continua siendo utilizada por los países más ricos, por los gobiernos y las instituciones financieras prestatarias, como instrumento de control.

Los países deudores son obligados a cumplir una agenda neoliberal: facilitando el ingreso y las operaciones irresponsables de las corporaciones transnacionales; asegurando tratos comerciales que favorecen a las corporaciones transnacionales y a los países enriquecidos a expensas de las economías, los medios de vida y el patrimonio de los pueblos del Sur; promoviendo políticas y estrategias extranjeras intervencionistas y militarizadas; permitiendo el saqueo y la extracción de los recursos de los países del Sur, acelerando la destrucción ambiental y el cambio climático; socavando la toma democrática de decisiones.

En el comunicado, los movimientos piden que "Construyamos relaciones, principios y estándares financieros alternativos y responsables para impedir la reacumulación de deuda ilegítima. Esto implicará cambios profundos en las estructuras, procesos y políticas internacionales y nacionales, hacia el establecimiento de relaciones económicas, financieras y políticas equitativas y justas".

La Plataforma de la Semana de Acción Global pide también: auditorias parlamentarias y/o gubernamentales de las Deudas, que sean abiertas, transparentes y participativas, tanto en los países del Norte y del Sur; cooperación plena con grupos ciudadanos para la realización de Auditorias ciudadanas independientes de las Deudas; anulación inmediata del 100% de las deudas multilaterales y de todas las deudas ilegítimas como anticipo de la anulación total de la deuda exigida a los países del Sur; transparencia y plena responsabilidad ante las y los ciudadanos con relación a la implementación del repudio o anulación de deudas; la toma y ejecución democrática de decisiones para asegurar que los recursos liberados como resultado del repudio o anulación de deudas sean utilizados para un desarrollo genuino, equitativo y sustentable.

Además, poner fin inmediatamente al financiamiento y la aplicación de políticas y proyectos neoliberales por medio de condicionalidades relacionadas con la deuda: detener la privatización de los servicios públicos y el uso de los recursos públicos para mantener las ganancias privadas; dejar de utilizar la deuda y la cooperación al desarrollo como medios para lograr acuerdos comerciales injustos; detener la promoción de proyectos destructivos del medio ambiente, tales como las grandes represas, la extracción dañina del petróleo, gas, carbón y otras energías sucias; y detener la escalada del cambio climático; y generación regional de políticas y estructuras financieras autónomas y soberanas, incluyendo un Banco Solidario del Sur.

source: ADITAL