Encuentro América Latina-Asia del Este: En defensa del multilateralismo y el comercio

23/8/07


Encuentro América Latina-Asia del Este: En defensa del multilateralismo y el comercio

Cerró el encuentro entre estas dos zonas geopolíticas con un compromiso para impulsar el mundo multipolar como solución a los serios desafíos reinantes, y el comercio como herramienta de crecimiento.

La III Reunión del Foro de Cooperación América Latina-Asia del Este (Focale) finalizó ayer en Brasilia con el compromiso por parte de los representantes de las 33 naciones asistentes a darle “alta prioridad” a la inversión y el comercio, y la defensa del multilateralismo como vía de solución a los “crecientes desafíos” globales.

En la capital brasileña, los cancilleres presentes y representantes de estas dos importantes áreas geopolíticas aprobaron un documento donde ratifican sus auspicios para un cierre “satisfactorio” de la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC) "que explícitamente reconoce la necesidad de nuestros pueblos de beneficiarse del sistema multilateral del comercio".

El documento, de 30 puntos, expresa que las dos regiones "notan con preocupación el continuo crecimiento de los desafíos" de la globalización económica, entre ellos "la ampliación de la brecha" entre países ricos y pobres y el aumento de la pobreza y el hambre.

Estas conclusiones fueron expresadas en una conferencia de prensa final, donde los ministros dijeron además que, aunque no fue incluido en el documento, uno de los asuntos más discutidos fueron las turbulencias financieras que en las últimas semanas han sacudido los mercados internacionales.

Ambas regiones tienen una población sumada de más de 2.000 millones de habitantes, y un producto bruto total de alrededor de 12 billones de dólares. Además, se encuentran entre las regiones de mayor crecimiento económico de la última década, con la economía china a la cabeza.

El canciller local, Celso Amorim, observó que las economías de los países emergentes, en especial las de los latinoamericanos, están hoy "mejor preparadas" para enfrentar la crisis que cuando se desataron las turbulencias de la década de los años 90.

Para profundizar los lazos entre Latinoamérica y Asia del Este el foro resolvió dar "alta prioridad" al comercio y las inversiones recíprocas, dando "particular importancia" al papel de las pequeñas y medianas empresas y el desarrollo de los recursos humanos, puntualiza el documento.

El Focalae dio su "bienvenida" a la iniciativa de la "Alianza de Civilizaciones" promovida por el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en 2004 y adoptada un año después por el entonces secretario general de la ONU, Kofi Annan.

Al cierre de las deliberaciones en la capital brasileña, que se habían iniciado el miércoles, Argentina y Japón asumieron la coordinación de actividades de este foro, que hasta ahora estaba manos de Brasil y Corea del Sur.

El canciller argentino, Jorge Taiana, celebró que en esta cita se haya concretado el ingreso de República Dominicana al foro, y dijo que espera que en un "breve plazo" se formalice la adhesión de Guayana, Surinam y Haití, que acudieron a Brasilia en calidad de invitados especiales.

Taiana instó a los países participantes a ampliar el nivel de coordinación en las áreas de comercio e inversiones, mientras que Amorim consideró que el Focalae "ya es en sí mismo un encuentro de civilizaciones".

Sobre las negociaciones en la OMC, el ministro de Comercio de Corea del Sur, Kim Chong-hoom, se mostró seguro de que los próximos "dos o tres meses" serán "decisivos" para la conclusión de la Ronda de Doha.

"Expresamos nuestra determinación de reforzar las iniciativas nacionales y trabajar juntos para asegurar que los efectos positivos de la globalización se disfruten más amplia y equitativamente", subrayó el funcionario de Seúl.

El foro tiene como miembros latinoamericanos a Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. Mientras que por el lado asiático participan Australia, Brunei, Camboya, Corea del Sur, China, Filipinas, Indonesia, Japón, Laos, Malasia, Myanmar, Nueva Zelanda, Singapur, Tailandia y Vietnam.

En general, todo este tipo de encuentros concluye con esta clase de declaración de buenas intenciones. Esperemos que de las intenciones se pueda pasar a las acciones. Ambas regiones tiene el poder para hacerlo.