La Comisión Europea "vende" el TTIP a los ayuntamientos

La Comisión Europea "vende" el TTIP a los ayuntamientos

Por El Salmón Contracorriente, 2-4-16

JPEG - 97.2 kb

Durante los últimos días, la Comisión Europea viene enviando comunicados en defensa del TTIP a los ayuntamientos europeos intentando calmar los ánimos frente a un tratado al que ya se han opuesto formalmente gran cantidad de municipios y regiones a lo largo y ancho de la geografía europea.

Son muchos los ayuntamientos europeos los que se han opuesto a la firma de un tratado del TTIP. Durante los últimos días, la Comisión Europea, en respuesta a las quejas dirigidas desde las corporaciones regionales y locales, ha estado enviando sus respuestas para "tranquilizar" a la ciudadanía de las distintas localidades europeas a la vez que se lamenta porque el debate en torno al TTIP "no ha tenido en cuenta los esfuerzos de las instituciones europeas por hacer más transparente el proceso a fin de fomentar un debate basado en hechos". La comisión defiende su postura en torno a los 4 grandes puntos que han focalizado la oposición: servicios públicos, pequeña y mediana empresa, ISDS y transparencia.

Servicios públicos

Son muchas las corporaciones locales que se han opuesto frontalmente a este nuevo tratado de libre comercio UE/EEUU al considerarlo un ataque a la base del bienestar de su ciudadanía: los servicios públicos. Sin razón alguna, se defiende la Comisión Europea. Y vuelve a perjurar que los tratados de de libre comercio asegurarán la libertad de los gobiernos de la UE en materia de servicios públicos, que podrán controlar libremente. Eso sí, también dejan claro: "el objetivo de las negociaciones del TTIP es que las empresas que prestan este tipo de servicios puedan hacerlo tanto en la UE como en EEUU".

Protección a las PYMES

"Aproximadamente el 93% de las PYMES exporta sus productos a EEUU teniendo que superar unos aranceles bastante elevados", defiende la Comisión. "Queremos eliminar los aranceles desde el primer día de las negociaciones", reza la carta enviada a los ayuntamientos. Nada dice de las 19 millones de pymes europeas que no exportan y que se enfrentarán a una mayor competencia, tal y como reconocieron los representantes de las grandes empresas francesas el verano pasado, mientras reclamaban y preguntaban por la manera en que se podía emplear la comunicación para "tranquilizar" a esos 19 millones de pequeños empresarios/as.

Cómo puede afectar el TTIP a tu puesto de trabajo from Mayhem Revista on Vimeo.

Hay que recordar lo sucedido en anteriores ocasiones, como el fiasco del NAFTA (Tratado de Libre Comercio de América del Norte, por sus siglas en inglés) entre EEUU, México y Canadá, tras el cual se destruyeron 1 millón de empleos sólo en EEUU.

ISDS

En cuanto al mecanismo de arbitraje que viene con el TTIP, la Comisión defiende el Sistema de Tribunales de Inversiones, que sustituirá al controvertido ISDS, presente hasta ahora en las negociaciones y qué llegaba a permitir a las grandes empresas que se lo pudieran permitir llevar a los estados ante los tribunales de justicia si consideraran vulnerados sus intereses comerciales. La comisión "invita" a los ayuntamientos a conocer las ventajas de este nuevo mecanismo que sustituirá al ISDS "en presentes y futuras negociaciones sobre inversiones de la Unión Europea".

Transparencia y control democrático

Si de algo se ha acusado al TTIP y su proceso de negociaciones es la opacidad y falta de transparencia con la que se ha venido desarrollando. Solamente la presión social ha permitido que vayamos conociendo poco a poco sus secretos. Ante las las acusaciones de negociar de espaldas a la ciudadanía, la Comisión alega que sus posiciones siempre defiende las prioridades europeas (que el tratado salga adelante, podemos suponer), destaca el papel del Comité de las Regiones y asegura haber tomado nota de su resolución del pasado mes de febrero. También recuerda que la firma del tratado tiene que ser aprobada por todos los representantes de los estados miembros y por el Parlamento Europeo. Esa será la última carta.