México: el TLC afectó al cine en Nuevo León

13-8-08

México: el TLC afectó al cine en Nuevo León

La firma del Tratado de Libre Comercio no sólo afectó las relaciones económicas del país, sino que frenó lo que parecía ser un despunte en la producción y distribución del cine mexicano, según una investigación realizada por Lucila Hinojosa Córdova, catedrática de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UANL.

Dentro de las charlas organizadas por la Cineteca, la noche del lunes se ofreció la conferencia Cine regio: una mirada crítica, en la que participaron la periodista Diana González, la catedrática Lucila Hinojosa, el coordinador del cineclub “Gabriel Figueroa”, Genaro Saúl Reyes, y el crítico José Quintanilla.

La investigación Cine trasnacional, espectadores globales: una mirada crítica al cine regio revela que durante los primeros diez años después de funcionar el TLC, el cine mexicano se alejó de las salas de cine en Monterrey. “A partir de los últimos 15 años, desde la entrada en vigor del TLC, se ha visto disminuir consideradamente la producción, exhibición y consumo de películas mexicanas... la década de 1990 fue la de mayor abatimiento en la producción fílmica, desde que se adoptaron las políticas de consumo neoliberales”, sostuvo la investigadora.

Aunque los problemas del cine nacional continúan, a partir del 2000 el fenómeno se empezó a revertir, donde la ciudad de Monterrey ha tomado una estafeta importante. Por ejemplo, según cifras presentadas por la especialista, entre el 2003 y el 2006, 20 por ciento del cine mexicano estaba ligado a Monterrey o tenía algo que ver. De las 64 películas mexicanas que se presentaron hace dos años, 13 fueron realizadas por cineastas de Nuevo León. El estudio también revela que a los regiomontanos les apetece ver el cine hecho en nuestro país, aún más si en esas películas pueden reconocer aspectos que donde se identifiquen, expuso Lucila Hinojosa.

Por su parte, Genaro Saúl Reyes expuso que si bien Nuevo León se ha convertido en el segundo estado en cuanto a producción de cine, en Monterrey hacen falta lugares para su exhibición y, por otra parte, que los cineastas dejen de buscar los “espacios oficiales” y analicen diferentes opciones para la proyección de su trabajo. “Hace dos años abrí la sala “Gabriel Figueroa” para quienes quisieran exponer su trabajo, y sólo me llegaron dos propuestas. En los sesenta se optó por los cineclubes, por eso se veía buen cine en todo Monterrey”, expresó crítico de cine.

Gustavo Mendoza Lemus

keywords:
source: Milenio