bilaterals.org logo
bilaterals.org logo
   

Nicaragua: El pragmatismo de Tomás Borge

Edwin Sánchez | [email protected], 14-5-07

El FSLN no es un partido marxista y ni siquiera “chavista”, a pesar de lo que digan por ahí. De hecho la célebre Martha Harnecker y el propio Fidel no sabrían dónde ubicar, en el mapa de las ideologías, esta extraña “ínsula” donde usted encuentra de todo: comandantes y empresarios, soñadores y calculadores, revolucionarios y magistrados, privilegiados y desheredados, banderas rojinegras y trapos rosado chicha. O como diría Jaime Balmes, hablando de la prensa, en Radio Informaciones: el bien y el mal.

Tan pragmáticos se han vuelto sus actuales líderes que el propio Tomás Borge podría ser la muestra más insigne del botón rojinegro.

Durante una entrevista sobre su nuevo papel de embajador en Perú, me sorprendí que el considerado “dirigente radical y marxista” del FSLN en 1979, tal como lo describe en sus memorias Ernesto Cardenal, ahora quiera hacer de agente de relaciones públicas de la poderosa familia Pellas.

“Las relaciones con Perú eran muy grises, pobres cuando yo llegué. El presidente Alan García me recordó que me dio la Orden del Sol en su primer gobierno. Y decidió darme las credenciales, no en el Palacio como se acostumbra. Él decidió dármelas en Piura, a mil kilómetros de Lima. Me sorprendió la ceremonia que se dio, hasta con parada militar. Fue un acto protocolario de muy alto nivel que hasta preguntaron, ¿será jefe de Estado?”
Las palabras del ex miembro de la Dirección Nacional del FSLN dejan ver un agradecimiento y no cierta admiración por Alan García, pero sin llegar al entusiasmo de su ornamentada retórica que le provoca el presidente Chávez. En un rapto de inspiración, lo califica de “gladiador de la izquierda” y “caballero andante”. Pero entre uno y otro líder, unas palabras menos y otras palabras más, me quedaba un sabor de aguardiente al estilo de la famosa bebida peruana, pisco: resulta que el comandante quiere que los Pellas llenen de Flor de Caña los bares de Lima y hasta aquellos pueblos de “La Casa Verde” de Mario Vargas Llosa, y por supuesto, el exclusivo “Miraflores” que ya vimos en “La Ciudad y los Perros”.
Quedar bien con Dios...
La misión de Borge parece a tono con un gobierno que quiere quedar muy bien a veces más con Dios y otros días mejor con el diablo, todo con un hermoso “depende”. Yo le decía al comandante Borge cómo era posible que un Presidente se disparara contra “las guerras del imperio”, en alusión a los Estados Unidos, cuando el Comando Sur llegó precisamente al Sur de Managua, en Santa Teresa, a levantar escuelas, centros de salud y ofrecer atención médica especializada a los campesinos y obreros agrícolas de El Sol, Los Potrerillos, La Vainilla y tantas comarcas rurales.

Debo reconocer que el comandante Borge en este punto sí coincide ciegamente con la posición del mandatario nicaragüense, pero con un matiz más pragmático: sueña con que la señora Hillary Clinton sea la primera mujer norteamericana en la Presidencia de los Estados Unidos.
Comando Sur “no resuelve nada”
Entonces, con “un gobierno de la señora Clinton será completamente distinto, seguramente con más atención a América Latina y no de hacer unas escuelitas aquí por algunos militares norteamericanos que no resuelven para nada la situación del país”.

Borge quiere aprovechar la misión diplomática para lograr que las relaciones entre el presidente Hugo Chávez y García sean fluidas y cálidas. Tal parece que el líder sandinista podría lograr sus objetivos, pues hasta señaló que el propio jefe de Estado peruano le dijo de manera jovial que debería ser su asesor.

García, uno de los mejores oradores en las pasarelas latinoamericanas, fue muy abundante en elogios al FSLN cuando Borge le presentó las credenciales. Además de destacar la presencia del nicaragüense en esa nación, dijo que era miembro de “un partido que había sido ejemplo de dignidad para los pueblos de América Latina”. El comandante subrayó con su mejor tono de voz: “Esto es lo que más me agradó en toda la ceremonia”.

El comandante Borge tiene, entre otros planes, un hermanamiento de alcaldes con la capital, y que éstos sean como consejeros de belleza para la ciudad, por la calidad de los jardines en Lima. Asimismo, el nuevo diplomático trata de estrechar relaciones culturales, llevando al magnífico grupo de danza “Macehuatl” para una gran presentación, junto con su esposa Marcela, ante miles de espectadores en la capital andina.

“Hay que multiplicar los esfuerzos para incrementar las relaciones comerciales, hay gente interesada en inversiones de importantes empresarios peruanos. Aparte, he hablado con gente de la Flor de Caña para que incrementen las ventas de ese ron allá, y a la vez en Nicaragua tal vez que haya una representación que podrían ser los Pellas para una de las mejores bebidas del mundo, el pisco de Perú, aguardiente a base de uva”.

Por otra parte, Borge destacó que muchas trabas sufridas por los peruanos para ingresar a Nicaragua fueron eliminadas. Al respecto, quiere que haya un intercambio de reciprocidades. Borge, además, es embajador concurrente en Paraguay.

Usted quiere mejorar las comunicaciones entre Alan García y Hugo Chávez, y es de sobra conocido el verbo caliente de éste frente a Estados Unidos. Alan García es más moderado. ¿Cree que pueda haber algún entendimiento?
El entendimiento de los presidentes de América Latina es al margen de las características personales de cada quien. Alan García es un hombre que muchos califican de izquierda y Hugo Chávez es un gladiador de la izquierda, una especie de caballero andante, y las características de Alan son otras. Dos hombres tan connotados como Alan García y Hugo Chávez no pueden estar cortados con la misma tijera, pero sí pueden encontrar denominadores comunes en aras de los intereses de nuestro pueblo.

¿Cómo visualiza, ahora que es parte del Cuerpo Diplomático, deben ser las relaciones con los Estados Unidos? Aquí han colaborado haciendo escuela, asistiendo a la gente de Santa Teresa, como lo ha hecho el Comando Sur, pero el presidente Ortega comienza luego a hablar de las bombas y las guerras de Estados Unidos.
Debemos hacer el esfuerzo de mantener las mejores relaciones con Estados Unidos en el marco de nuestra dignidad nacional y el respeto a la soberanía. Sin embargo, no podemos ignorar la actual política del gobierno norteamericano de agresión contra otros países. Cómo ignorar lo que ocurre en Irak. Una carnicería en ese país producto de la intervención, es pavoroso. Un joven loco mató a 32 jóvenes, eso fue una semana entera de difusión, y todos los días mueren diez veces más y no dicen más que la información escueta, como que los seres humanos de Irak no tuvieran el mismo nivel de valor humano. Tengo serias esperanzas de que el próximo gobierno será más amplio, más dialogante, más respetuoso, menos agresivo, más civilizado.

¿Estas críticas no contribuyen al deterioro de las relaciones con Estados Unidos?
El gobierno de Bush es débil, sin respaldo interno, y no puede darse el lujo de tener una retórica agresiva casi con nadie, incluso con Venezuela. No se puede dar el lujo de ser de otra manera. Un gobierno de la señora Clinton será completamente distinto, seguramente pondrá más atención a América Latina, y no de hacer unas escuelitas aquí por algunos militares norteamericanos que no resuelven para nada la situación del país, sino que tendrá una política más amplia y más útil. Esa es nuestra esperanza.

¿Tendría el presidente Ortega que seguir entonces la retórica del presidente Hugo Chávez a nivel internacional?
No, creo que debemos tener nuestra propia política y no la política de Chávez. Chávez es Chávez, es un gladiador, nosotros somos nosotros; somos sandinistas y debemos ser sandinistas, ser nosotros sin imitar a nadie. La imitación no es correcta, aunque el ejemplo de otros países como Venezuela sea ejemplarizante.

“Aspiramos un día al socialismo”
¿Hay que jugar con el TLC y el ALBA?
No tenemos más remedio que estar con el TLC, y además no contradice desde mi punto de vista el ALBA. No debimos de haber suscrito el TLC, ahora ya se suscribió. La Asamblea por mayoría lo votó.

Éste es un FSLN pragmático en el poder: tiene relaciones con Cuba, Chávez, Estados Unidos, y el viejo marxismo ha quedado atrás, están bien relacionados con la Iglesia Católica y el Cardenal.

Nunca el FSLN fue un partido marxista, aunque algunos de sus miembros éramos, o somos marxistas.
A usted se le tachaba de radical.
Bueno, el radicalismo a veces no es marxismo, eso puede ser una enfermedad infantil. El marxismo es una concepción de la realidad que sigo manteniendo, pero el FSLN como tal no es un partido gobernado por las ideas marxistas.

Es un partido revolucionario que aspira a establecer algún día el socialismo. Alguna vez será, pero en el marco de las nuevas realidades políticas-ideológicas del mundo. El socialismo no necesariamente debe estar marcado por el marxismo.

Vemos estos cambios en el FSLN, en el propio comandante Borge, que hace 20 años era impensable que pudiera ser ahora hasta una especie de relacionista público de los Pellas para incrementar sus negocios en Perú.

Son las nuevas realidades del mundo. Estoy interesado en que se distribuya el Flor de Caña, que es un producto nicaragüense en el Perú, a como estoy interesado en que se distribuya el vodka de parte de alguien que tenga la capacidad de hacerlo. Esto que es realidad ahora, lo pudo ser antaño y no lo era por una concepción deformada de la realidad
En cuanto a la libertad de prensa, ¿usted piensa que el FSLN está curado para no cometer los errores de los años 80?
Creo que no debe limitarse absolutamente para nada, y no creo que sea la voluntad de Daniel ni de las autoridades del gobierno actual del FSLN limitar esa libertad. Van a decir lo que quieran. Invoco más bien que los medios sean cuidadosos, objetivos, y el gobierno más amplio, más flexible en la información. Deben conjugarse ambas cosas.


 source: El Nuevo Diario