Paro general contra el TISA en Uruguay

JPEG - 164.1 kb
Fue el paro más grande los los últimos años” evaluó el PIT-CNT el día 7.

Paro general contra el TISA en Uruguay

Por Sputnik, 5-8-15

Este jueves la central sindical uruguaya PIT-CNT realiza un paro general que tiene como uno de sus objetivos oponerse a la participación del país en la negociación del TISA, Acuerdo sobre el Comercio Internacional de Servicios, un tratado impulsado por EEUU y otros países desarrollados para desregular el mercado internacional de los servicios.

Los servicios incluyen una amplia gama de actividades vitales – transporte, comunicaciones, justicia, educación, salud, servicios públicos – y su regulación afecta todos los aspectos de la sociedad y la economía, como las finanzas.
Antonio Elias, secretario de Relaciones Internacionales del PIT-CNT, explicó en un foro de la Fundación Vivián Trías en Montevideo, que la central se opone a la participación en el TISA, no solo por el secretismo con el cual se ha manejado la negociación, sino porque “los objetivos son el libre acceso de las transnacionales a los mercados de servicios sin limitaciones de ningún tipo. Nosotros, los enanitos del sur, vamos a competir en igualdad de condiciones con las empresas transnacionales”, expresó, concluyendo que “este acuerdo reducirá la soberanía nacional y la democracia”.

Roberto Kreimerman, ex ministro de Industria y Energía de Uruguay, que se opuso a la participación en las negociaciones, explicó, en entrevista al semanario Brecha, que el acuerdo se negocia al margen de la Organización Mundial de Comercio (OMC), para responder a la nueva realidad mundial de las “cadenas de valor”, que nacen “a partir de la deslocalización industrial de los años ochenta en busca de mano de obra más barata en el sudeste asiático o en regiones de América Latina”.

“Con este tratado se busca disminuir los costos, ingresar incluso en las áreas más sensibles, disminuyendo la soberanía de regulación de los propios países”, brindando trato nacional a las empresas extranjeras en las licitaciones públicas y permitiendo que estas demanden directamente a los Estados.

“Tratar a los servicios públicos como mercancías destinadas al comercio crea un error conceptual fundamental acerca de los servicios públicos”, dice un estudio de la Internacional de Servicios Públicos (ISP), que agrupa a los sindicatos del sector.

El TISA “es un intento deliberado por privilegiar los beneficios de las empresas y países más ricos del mundo por encima de los que tienen mayores necesidades”, olvidando que los servicios públicos son para satisfacer “las necesidades sociales y económicas vitales –tales como la atención de la salud y la educación– de una manera asequible, universal y en función de las necesidades. Los servicios públicos existen porque los mercados no producirán estos resultados”, concluye.

source: Sputnik