Perú: Industria textil pide no tocar productos sensibles ya negociados ante inminente cierre de TLC con China

Perú: Industria textil pide no tocar productos sensibles ya negociados ante inminente cierre de TLC con China

2-11-2008

Lima, nov. 02 (ANDINA).- El Comité Textil de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) afirmó hoy que existe la preocupación en el sector industrial frente a la posibilidad de que los negociadores peruanos puedan sacrificar algunas partidas adicionales del sector textil o confecciones a cambio de lograr un mejor acceso de productos peruanos al mercado chino.

En ese sentido, pidió no tocar los productos sensibles ya negociados, ante el inminente cierre del Tratado de Libre Comercio (TLC) con China, ya que aún les preocupa los posibles movimientos adicionales de partidas que se puedan hacer en la lista de productos sensibles.

El gerente del Comité Textil de la SNI, Martín Reaño, dijo que esperan que en las negociaciones finales Perú no sacrifique o haga movimientos adicionales en las partidas sensibles (canastas D y E), pues “en esos temas ya se ha cedido bastante a las exigencias de China de llegar a un máximo de diez por ciento del comercio”.

“Si ahora se vuelven a tocar los productos sensibles ya negociados, se podría malograr todo el acuerdo y afectar a la industria local y miles de puestos de trabajo”, apuntó.

Señaló que hasta el momento lo más rescatable de las negociaciones es el Convenio de Cooperación Aduanera para prevenir y afrontar las malas prácticas de comercio.

“Este convenio permitirá una mayor transparencia en el comercio entre ambos países, se podrá intercambiar información sobre el valor declarado, la información se podrá usar como prueba para infracciones administrativas y/o judiciales y la solicitud de información debe ser respondida en un plazo de 90 días, bajo responsabilidad”, anotó.

Agregó que lo más importante de este convenio es que formará parte del TLC y representará un mecanismo adicional de defensa comercial que se añade a los mecanismos ya existentes (antidumping, salvaguardias) y los empresarios podrán defenderse mejor ante las malas prácticas de comercio.

Indicó que el reto para los sectores público y privado ante un convenio aduanero como el negociado con China, es lograr su efectivo cumplimiento.

Respecto de la lista de partidas sensibles, Reaño explicó que Perú ha cedido al pedido chino de que la lista global de partidas sensibles excluidas del acuerdo no represente más del diez por ciento de las importaciones chinas hacia el país.

Perú planteaba una lista de productos excluidos equivalente al diez por ciento del número de partidas arancelarias, tal como fue acordado en los lineamientos de negociación antes del inicio de las mismas, lo que representaba el 13.89 por ciento del comercio.

La diferencia (3.89 por ciento) que se ha cedido y esta expresado en una canasta de desgravación especial que se refleja en 87 partidas, tendrá un período de desgravación progresiva de 16 años (canasta E), explicó.

Agregó que si bien se han sacrificado 87 partidas donde los productos chinos podrán ingresar paulatinamente al mercado nacional con menores aranceles, lo que supondrá algunos perjuicios para las empresas peruanas, se ha cedido por los potenciales beneficios del acuerdo global.

Sin embargo, consideró que ya no es posible ceder más en este tema y, al cierre de las negociaciones, “los negociadores peruanos deberían procurar lograr el mejor acceso posible para más productos peruanos al mercado Chino sin aranceles, pero sin que ello signifique ceder más y afectar a los sectores sensibles pues lo conseguido es un piso mínimo y no se puede ceder más”.

source: Andina