“TLC con UE tiene propósitos geoestratégicos” : CEICOM

La aprobación de un posible Tratado de Libre Comercio (TLC) de Centroamérica (CA) con la Unión Europea (UE) tiene propósitos más geoestratégicos que estrictamente comerciales, planteó el Centro de Investigación Económica (CEICOM), en el conversatorio “Consideraciones Socioeconómicas y Políticas del TLC de la UE con CA”.

El planteamiento de CEICOM se basa en el hecho de que el flujo comercial entre CA y Europa es mínimo, que el principal socio comercial de la región es Estados Unidos (EU) y que la UE estaría interesada en contrarrestar la hegemonía estadounidense en América Central.

“Al revisar el intercambio comercial de nuestra región con la UE constatamos que éste es mínimo, porque son pocos los productos que CA exporta a Europa y que las importaciones son en su mayoría de Estados Unidos”, sostiene Ada Ruth González, representante de CEICOM.

Por esto, González considera que los países del bloque Europeo estarían interesados en buscar el debilitamiento del dominio estadounidense en la región, profundizado con la aplicación del TLC entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos (CAFTA-DR, por sus siglas en inglés).

“Centroamérica tiene una ubicación geográfica estratégica para acceder a Norte y Sur América, y al océano Pacífico. A esto se suman la importancia de proyectos como el Plan Puebla Panamá ; y en El Salvador, el desarrollo de la zona norte, la construcción del Puerto Cutuco y el canal seco entre La Unión y Puerto Cortez, en Honduras”, argumenta.

Sin embargo, la representante de CEICOM menciona algunos intereses comerciales de los países europeos en la región, referidos a las condiciones en las que operan las empresas transnacionales del viejo continente, la mayoría de las cuales están en los rubros bancario y de servicios como la telefonía, comunicaciones, entre otros.

“La UE estaría buscando con un TLC proteger a sus empresas del perjuicio que pudieran causarle las transnacionales estadounidenses favorecidas ampliamente por el CAFTA.

En este sentido, un acuerdo comercial con la Unión Europea, sería esencialmente igual al CAFTA : sólo beneficiaría a las grandes transnacionales”, sostiene.
Aunque no descarta que un acuerdo con la Unión Europea podría negociarse en condiciones diferentes a las del CAFTA y que podría incluir otros aspectos de cooperación, González advierte sobre los riesgos de profundizar los desequilibrios causados por las estrategias de libre comercio.

“Los países europeos manejan estos temas con un poco de democracia, prueba de esto es la exigencia que plantearon al gobierno salvadoreño para ratificar los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), pero los tratados comerciales entre economías desiguales son perjudiciales para los países pobres”, advierte.

Activista social costarricense advierte que TLC con UE podría ser peor que el CAFTA

Un acuerdo comercial con Europa podría ser aún más dañino que el CAFTA, en la medida en que los negociadores de la UE demanden de los países centroamericanos concesiones mayores a las que hicieron a Estados Unidos en el CAFTA, sostiene el activista social costarricense Carlos Aguilar.

Aguilar es representante del Capítulo Centroamericano de la Alianza Social Continental (ASC), una organización latinoamericana que aglutina a todos los movimientos sociales que luchan contra las políticas neoliberales ; además, es investigador del Departamento Ecuménico de Investigaciones (DEI), con sede en San José, Costa Rica.

“La lógica comercial indica que si las empresas europeas quieren estar en mejores condiciones y tener ventajas sobre las transnacionales estadounidenses, buscarán plantear demandas mayores : menos restricciones arancelarias, mayores cuotas de exportación y mejores atractivos para sus inversiones”, considera Aguilar.
Aguilar señala que ningún beneficio, en materia de cooperación y condiciones laborales, que pudiera conseguirse con un acuerdo de asociación comercial con la UE, compensa los graves daños que las estrategias de libre comercio llevan intrínsecas. “Europa no es Estados Unidos, pero el libre comercio es igual”, afirma.

“Por eso, por principio, las organizaciones sociales de Centroamérica debemos oponernos a este y a todos lo tratados de libre comercio”, propone, al tiempo que destaca la coordinación que la ASC está alcanzado con organizaciones sociales europeas que tienen fuerte incidencia en algunos congresos y gobiernos de Europa.

source: Diario Colatino