TLC en Centroamérica: El arte de las promesas incumplidas

TLC en Centroamérica: El arte de las promesas incumplidas

AIDA CALVIAC MORA, 19-4-08

A pesar de la "gran prensa" costarricense, que lo acusa de ser ficha de Cuba y Venezuela, Jorge Coronado se mantiene del lado de quienes proyectan un mundo distinto. Sobre las promesas incumplidas en Centroamérica, donde la apertura comercial ensaya sus lógicas retorcidas, y el "arte" con que el Gobierno tico impuso el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, el destacado intelectual ofreció sus impresiones a Granma.

¿Cuál ha sido el impacto de los TLC en la región?

Miles de ticos protestaron contra el TLC.

Después de casi dos años que ya llevan de aplicación no hay beneficios para las grandes masas. Se nos dijo que iba a venir inversión extranjera de Estados Unidos, las cifras están demostrando que esta ha decrecido en todos los países. Se nos dijo que las exportaciones a EE.UU. iban a incrementarse, el aumento es entre 3 y 5%, mientras que lo que le compramos se ha multiplicado por tres en todos los países. O sea, los TLC lo que han hecho es abrir nuestras economías para los productos estadounidenses. El sector agrícola es el más golpeado. Particularmente un elemento paralelo que está incrementando los precios para los consumidores es la política de convertir los alimentos en biocombustibles, que ha elevado los precios del maíz tanto en Nicaragua y el Salvador como en Guatemala.

Con respecto al empleo, se ha acentuado la flexibilización laboral como un mecanismo para abaratar los costos de la mano de obra centroamericana, flexibilización que no solo va por la vía de bajar salarios, también por el incremento de las jornadas laborales, de no pagar horas extras y de hacer que los trabajadores laboren los fines de semana.

Se han elevado los niveles de pobreza y se ha acentuado la emigración entre Centroamérica y desde allí a Estados Unidos. ¿Quiénes están ganando? Las grandes transnacionales estadounidenses y el capital centroamericano aliado a estas. Las perdedoras son las grandes masas.

¿Cómo se ha vertebrado la oposición al TLC en Costa Rica tras la aprobación de ese mecanismo?

El TLC fue aprobado en un referendo fraudulento por toda la labor de la embajada y del gobierno estadounidense, de la gran prensa nacional y del gran capital interno y extranjero. Lo que hicieron fue una emboscada al pueblo de Costa Rica, prostituyeron el mecanismo de la consulta del referendo. La convirtieron en un instrumento a favor de sus intereses, lo que demuestra que la institucionalidad democrática costarricense es muy débil, está directamente al servicio de los grandes intereses empresariales y comerciales.

Uno de los elementos fue la acusación de que quienes nos oponemos somos fichas de Cuba, de Venezuela. En mi caso, que tuve el honor de que el Comandante Fidel el año pasado me citara en sus reflexiones, se hizo una campaña en mi contra. Aún así no lograron avasallarnos y hubo miles y miles de costarricenses que dijeron que no podían aceptar ese tipo de maniobras y de falta de ética del periodismo del país.

Seguimos resistiendo, hay todo un movimiento social que se enfrenta al neoliberalismo y apuesta por construir sociedades distintas y más inclusivas. Hoy, por ejemplo, están los maestros en huelga, defendiendo sus derechos, y las organizaciones y movimientos sociales, los sindicatos, ahora nos aprestamos a enfrentar el acuerdo con la Unión Europea que es una profundización de toda esa propuesta de libre comercio.

Ellos obtuvieron una victoria el 7 de octubre, pero no han ganado la guerra.

keywords:
source: Granma