bilaterals.org logo
bilaterals.org logo
   

UE se toma su tiempo para ajustar su partitura comercial ante Trump

JPEG - 46.2 kb

Por República | 23-2-19

UE se toma su tiempo para ajustar su partitura comercial ante Trump

Alemania, Suecia y Austria, que son los que quieren pactar con EE.UU., deberán esperar.

Pese a la amenaza de los aranceles estadounidenses a los automóviles y la presión de Alemania, Francia frenó este viernes el inicio de negociaciones comerciales entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, por temor a despertar a los opositores al libre comercio, informó AFP.

Los ministros europeos de Comercio, reunidos en Bucarest, abordaron por primera vez esta negociación, días después que el presidente estadounidense, Donald Trump, aumentara la presión sobre ellos asegurando que si no se alcanza un acuerdo con la UE, impondrá aranceles a los vehículos europeos.

Berlín, que busca evitar esta medida en un sector vital para su economía, esperaba una señal fuerte de los ministros, pero más allá de un “fuerte apoyo”, en palabras de la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, Alemania y sus aliados como Suecia o Austria deberán todavía esperar.

La espera se debe a algunos países con menos prisa, liderados por Francia, que no quiere ver de regreso un asunto tan sensible como el acuerdo comercial con Estados Unidos en plena crisis de los “chalecos amarillos” y a tres meses de las elecciones europeas.

El gobierno francés teme un escenario como el del impopular TTIP, un amplio acuerdo comercial negociado con Washington desde 2013 pero metido “en el congelador” tres años después y que generó un amplio movimiento europeo de rechazo al libre comercio.

El TTIP está “caduco”, dijo Malmström tras la reunión, aunque rechazando su entierro definitivo. “Lo que vamos a negociar -eso espero- con Estados Unidos es algo totalmente diferente, mucho más limitado”, reiteró.

La Comisión Europea asegura que un acuerdo de este tipo aumentaría los intercambios en 53.000 millones de euros para 2033, un grano de arena en el comercio a ambos lados del Atlántico.

Amenazas complican

Pero la situación es más compleja. Las últimas amenazas de Trump no facilitaron el diálogo, máxime cuando los europeos, con el presidente francés Emmanuel Macron en cabeza, reiteran que no negociarán “con una pistola en la sien”.

“No fue la UE la que volvió a poner 20 centavos en la máquina de discos hace unos días”, dijo el secretario de Estado francés, Jean-Baptiste Lemoyne, en referencia a la amenaza de Trump.

Además de Francia, España, afectada por los aranceles a su juicio injustificados de Estados Unidos a sus aceitunas, Bélgica, Italia o Luxemburgo parecen los más reticentes a iniciar la negociación.

Pese a esas voces discordantes, la comisaria europea de Comercio, cuyos servicios representan a los 28, espera obtener el visto bueno para negociar a partir de marzo y finalizar el acuerdo antes de octubre, cuando termina su mandato.

La Eurocámara, cuyo papel es consultivo, podría pronunciarse sobre el mandato de negociación “a principios de marzo”, estimó la comisaria. “A continuación, los ministros deberían adoptar una decisión rápidamente”, apuntó.


 source: República