El TTIP, sembrando pérdidas para el sector agrario

All the versions of this article: [English] [Español] [français]

JPEG - 82.3 kb

Amigos de la Tierra | 28 de abril 2016

El TTIP, sembrando pérdidas para el sector agrario

La Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP por sus siglas en inglés) podría tener un gran impacto en la agricultura y la producción de alimentos en la Unión Europea. Los lobbies corporativos a ambos lados del Atlántico están buscando un mayor acceso a los mercados , pero los alimentos europeos y americanos se producen con diferentes estándares de seguridad alimentaria (DG de Política Interior, 2015), bienestar animal (Protección Animal Mundial/Humane Society International, 2014) y protección medioambiental (AT Europa/IATP, 2013).

La industria alimentaria y de bebidas en la Unión Europea cuenta con una facturación estimada de 1,2 billones de euros (FoodDrinkEurope, 2015), pero el comercio es sumamente complejo, con variaciones entre los diversos sectores agrícolas, tipos de fabricantes y estados miembros. Sólo unos pocos estudios han apenas intentado evaluar el impacto del TTIP en la alimentación y la agricultura, y todos se han topado con dificultades a la hora de captar esta complejidad.

Los estudios muestran que las oportunidades de exportación que crea el TTIP no se traducen necesariamente en mayores ingresos; de hecho, el Ministerio de Agricultura estadounidense predice una caída en los precios pagados a los agricultores europeos en todas las categorías alimentarias (Beckman et al., 2015). Los beneficios para Europa se limitan a unos pocos sectores, como es el de los quesos, pero incluso esos dependen en gran medida de que EE. UU. realice cambios en las “medidas no arancelarias” que usa para restringir el comercio (Bureau et al., 2014).

Los modelos predicen que el TTIP aumentará la importación de alimentos y productos agrícolas de EE. UU. (Fontaigne et al., 2013; Beckman et al., 2015), causando un posible detrimento para los agricultores comunitarios y suponiendo una amenaza potencial para sectores completos (Bureau et al. 2014). Los productores que suministran a la UE desde otras regiones del mundo también podrían sufrir pérdidas debido a un desplazamiento del comercio en favor de los productores estadounidenses (Beckman et al., 2015). Las asociaciones no gubernamentales y organizaciones agrícolas han expresado su preocupación por que el TTIP conduzca a una mayor intensificación y concentración corporativa de la agricultura a ambos lados del Atlántico. Los consumidores y la protección medioambiental también podrían verse afectados, ya que tanto el gobierno estadounidense como las organizaciones de productores están pidiendo abiertamente que la UE reduzca la protección en áreas como la aprobación de alimentos transgénicos, la normativa de seguridad en el uso de pesticidas y las prohibiciones relativas a hormonas y lavados de patógenos en la producción de carne.

El resumen y el informe completo