Numerosas ONG se manifiestan en Madrid contra los acuerdos económicos entre la UE y países de África, Pacífico y Caribe

Madrid, 26-9-07

Numerosas ONG se manifiestan en Madrid contra los acuerdos económicos entre la UE y países de África, Pacífico y Caribe

Una veintena de ONG y plataformas han convocado para mañana una concentración en Madrid, ante la sede de la Comisión Europea en España, con motivo del "Día Internacional para detener los Acuerdos de Asociación Económica entre la Unión Europea y los países de África, Pacífico y Caribe".

El 27 de septiembre marca el quinto aniversario del comienzo de las negociaciones de los Acuerdos de Asociación Económica (EPA, por su siglas en inglés) entre la UE y los países de África, el Caribe y el Pacífico (ACP).

Miles de activistas, movimientos sociales, organizaciones campesinas, sindicatos, agrupaciones religiosas y ONG de África, el Pacífico, el Caribe y Europa participarán mañana en acciones coordinadas en los cuatro continentes para protestar contra las negociaciones de estos acuerdos.

En Madrid, una veintena de organizaciones y plataformas, entre las que figura Ecologistas en Acción, ha convocado a las 19.30 horas una concentración ante la sede de la Comisión Europea, en el Paseo de la Castellana.

Los convocantes apelan a la Comisión Europea, al Consejo Europeo, al Gobierno español y al Congreso de los Diputados para que se paralicen inmediatamente dichas negociaciones. Asimismo, hacen un llamamiento a la UE para que no se imponga la liberación del comercio a los países ACP y se abstenga de presionar a dichos países para firmar los EPA.

Más de 200 organizaciones de 42 países han firmado el llamamiento del "Día Internacional para detener a los Acuerdos de Asociación Económica entre la Unión Europea y los países de África, Pacífico y Caribe".

Según los promotores de las movilizaciones, usando el maquillaje del término "asociación" están seduciendo con estos acuerdos a muchos gobiernos africanos y engañando al público europeo, haciendo creer que Europa tiene ahora un plan positivo para el mundo.

COMPETENCIA DEVASTADORA A su juicio, dichos acuerdos abrirán los mercados de los países ACP a la competencia devastadora de las exportaciones de la UE, lo que llevará a un aumento en la desigualdad social y la pobreza por medio de la destrucción de industrias locales y de la agricultura campesina y familiar, causando daños al empleo y a las fuentes de sustento.

Asimismo, consideran que los términos establecidos dentro de los acuerdos reducirán dramáticamente el necesario espacio político de los países ACP para regular y diseñar sus propias políticas económicas con el fin de satisfacer sus objetivos y las necesidades básicas de la población.

Organizaciones de pequeños agricultores, que representan a la mayoría de la población de los países ACP, se están movilizando para reclamar a sus gobiernos que protejan sus medios de vida y los mercados locales de la peligrosa competencia europea.

Según Ecologistas en Acción, también organizaciones agrarias europeas han rechazado las negociaciones, por considerar que perjudican al mundo rural y destruyen explotaciones y puestos de trabajo de la agricultura familiar en Europa.

Los detractores de los acuerdos afirman que el modelo agrario dominante impulsado por la UE y las grandes empresas transnacionales de la agroindustria está basado fundamentalmente en la producción para la exportación, de forma que cada territorio debe especializarse en aquellas actividades que le permitan tener ventajas comparativas en relación a otras zonas del planeta en una economía fuertemente globalizada.

La prioridad de la agricultura, por tanto, será el cultivo de productos sustituibles para mercados lejanos, para lo que se requiere el uso intensivo de la tierra y el empleo de agrotóxicos, de semillas transgénicas, de maquinaria pesada, de mucha agua, etc.

DUMPING Además, el incentivo de la producción agropecuaria hacia la exportación a través de subvenciones públicas promueve que se vendan productos alimentarios en otros mercados por debajo de los costes de producción en el lugar donde se vende (dumping), hundiendo las economías locales y devastando al medio ambiente.

Así, África exporta flores, diamantes, oro, petróleo, etc.

para poder importar comida, pese a ser un continente eminentemente agrícola. Denuncian que la producción agraria local está siendo destruida porque bajo la liberalización comercial está llegando al continente africano arroz asiático, maíz americano y trigo europeo.

Igualmente, aseguran que Europa está demandando la liberación de la inversión, la protección de la propiedad intelectual de las compañías europeas, acceso a todos los sectores de servicios y acceso a las licitaciones gubernamentales y compras públicas, que son instrumentos de desarrollo muy importantes en estos países. En definitiva, concluyen, lo que quiere Europa es que los países pobres dependan de sus empresas.

source: Discapnet