Precios de las medicinas podrían amenazar el nuevo TLCAN

JPEG - 43.5 kb

Por VOA | 12-2-19

Precios de las medicinas podrían amenazar el nuevo TLCAN

Las disputas en torno al libre comercio en América del Norte siempre giraron alrededor de temas conocidos: los bajos sueldos de los trabajadores mexicanos. El traslado de fábricas de Estados Unidos a México. Los altos impuestos que cobra Canadá a la leche y el queso importados.

Sin embargo, los demócratas podrían tener otro punto conflictivo para el nuevo pacto comercial que promueve Donald Trump: los precios de las medicinas. Dicen que el acuerdo hará que los estadounidenses paguen más por dichos productos.

El pacto renegociado que propone el presidente en reemplazo del que rigió durante 25 años contiene incentivos para que las fábricas se expandan y contraten más personal en Estados Unidos, algo que sin duda cae bien a los demócratas. Al mismo tiempo, no obstante, les daría a las empresas farmacéuticas diez años de protección de una competencia más barata en el campo de las drogas biológicas, hechas con células vivientes, que son muy caras.

Resguardadas de la competencia, las firmas farmacéuticas pueden cobrar precios exorbitantes, según los detractores de esa propuesta.

“Es una concesión escandalosa a las grandes empresas farmacéuticas”, dijo la representante demócrata Rosa DeLauro. “El gobierno les garantiza al menos 10 años de exclusividad en el mercado de la medicina biológica. Es un monopolio. Es mala política”.

Las objeciones de DeLauro y de otros demócratas súbitamente adquieren mayor importancia. La prédica contra los altos costos de las medicinas ha pasado a ser uno de los gritos de batalla de los votantes de todos los sectores. El propio Trump ha dicho que hay que hacer algo al respecto. El nuevo acuerdo comercial norteamericano debe ser aprobado por las dos cámaras legislativas y los demócratas tienen ahora mayoría en la de Representantes.

El ahora rebautizado Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), no obstante, es un tema complejo incluso para los demócratas, porque muchos de ellos decían que el TLCAN alentaba a las empresas estadounidenses a trasladar sus operaciones a México para aprovechar los costos más bajos, sobre todo de mano de obra, para luego exportar los productos a Estados Unidos sin tener que pagar impuestos.

Con la Nota Económica, desde Washington, Leonardo Bonett, Voz de América.

Con información de AP.

keywords:
source: VOA Noticias