La Fox o Walt Disney, poderosos valedores del TTIP

La Fox o Walt Disney, poderosos valedores del TTIP

15-3-15

JPEG - 21.2 kb

La Campaña No al TTIP, de la que forma parte Ecologistas en Acción, advierte que, si el Tratado Transatlántico de Libre Comercio que negocian EEUU y la Comisión Europea llegara a firmarse, la producción cultural europea se vería seriamente afectada por la irrupción sin trabas de la potente industria estadounidense.

“El tratado podría significar una homogeneización cultural aún mayor y la inviabilidad de proyectos culturales independientes”. Las subvenciones a la cultura europea serían denunciables por suponer “competencia desleal” para estas empresas gigantes, apoyándose en el tratado, señalan los impulsores de ‘No al TTIP’.

De hecho, una de las organizaciones impulsoras del tratado en EEUU, la Coalición de Industrias y Servicios (CSI), representa, entre otras, a empresas cinematográficas como 21st Century Fox o The Walt Disney Company. CSI representa también a gigantes de la información como Google. Exigen, entre otras cosas, que no haya restricciones en el almacenamiento de datos. Las usuarias y los usuarios de internet corren peligro de que se negocie con sus datos legalmente.

Para destapar el TTIP y sus implicaciones, se cubren símbolos de los ámbitos que están amenazados. La estatua de Pío Baroja en Madrid fue cubierta este domingo por una gran tela amarilla en el marco de la campaña #DestapaElTTIP. Los impulsores de la misma aseguran que si el escritor viviera, se uniría al rechazo de la firma del tratado. “Este pacto, que se negocia a espaldas de la ciudadanía, también afectaría a la cultura libre e independiente y daría aun más poder a la gran industria comercial”.

Antes de tapar la estatua de Pío Baroja en la Cuesta de Moyano de Madrid, le tocó a La Osa y el Madroño de la Puerta del Sol, el emblema de la ciudad de Madrid. Y es que los ayuntamientos y comunidades autónomas también verían reducida drásticamente su capacidad de acción y decisión. Si entrara en vigor el TTIP, se liberalizarían los servicios públicos y la contratación pública. Cualquier intento de desprivatizarlos podría ser objeto de denuncia ante tribunales privados que permiten a las multinacionales desafiar políticas públicas, advierte el movimiento #DestapaElTTIP.

“La salud y el medioambiente, así como para las condiciones laborales a uno y otro lado del Atlántico no saldrán bien paradas por un tratado que cada vez se enfrenta a un mayor rechazo social”, señalan.

keywords:
source: Nueva Tribuna