TLC provocó dependencia agroalimentaria de México

JPEG - 264.1 kb

TLC provocó dependencia agroalimentaria de México

Por Ernesto Acosta | 18-2-18

Hace 35 años México tenía autosuficiencia alimentaria, aunque había años en que importaba el 10 ó 15% de algunos granos, por caídas en los rendimientos de los cultivos, pero a partir del Tratado de Libre Comercio el Gobierno Federal redujo los apoyos al campo, eliminó programas e incentivos agropecuarios.

Esto explica el incremento en las importaciones de granos y productos cárnicos, señaló José Luis López Cepeda, dirigente estatal de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas, al asegurar que los únicos beneficiarios han sido las grandes agroindustrias y prominentes empresarios.

Así, lo que consumen las familias mexicanas proviene de importaciones que promedian entre el 58 y 60%, mientras que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, recomienda no importar más del 25% de alimentos, porque significa perder la autonomía alimentaria, refirió.

López Cepeda señaló que en su momento las organizaciones del campo se opusieron a la firma del TLC, incluso la UNTA decidió abandonar el Consejo Mexicano para el Desarrollo Rural Sustentable, por la afectación provocada a los campesinos y al país.

“Siempre hemos sabido que los incentivos para el campo nunca han sido igual en Estados Unidos que en México. Allá tienen apoyos para el productor social y aquí desgraciadamente no, y eso es uno de los puntos que tenemos en contra dentro del TLC”.

“Otro punto es la competitividad de la tecnología que tienen Estados Unidos y Canadá, y nosotros estamos por los suelos. Mientras allá pueden sembrar 100 hectáreas de maíz en un día, aquí desgraciadamente podemos hacerlo en semanas”.

Precisó que ahora nuestro país no tiene garantizado el acceso a alimentos y depende de un sistema de importación agropecuaria que se disparó con la firma del TLC en 1994.

A partir de entonces las importaciones crecieron en forma desmesurada, para alcanzar el 33% en maíz, el 56% en trigo, el 85% en arroz, el 86% en soya y más del 20% en frijol.

Las compras al extranjero también son significativas en huevo, pescado, aves, carne de bovino y porcino.

source: Zócalo